La unión familiar es un antídoto para enfrentar las consecuencias psicológicas negativas que se generan de la pandemia de la COVID-19, que tanto en Cuba como en el resto del planeta se está incrementando el número de nuevos contagios y las muertes por esa causa

Al doctor Alejandro Fernández Alpízar, ahora médico en el centro de aislamiento Ceballos Seis, en Ciego de Ávila, la pandemia de COVID-19 no se le olvidará mientras viva, porque ha marcado de forma diferente el final de su vida de estudiante y el comienzo del trabajo como profesional.

Difícil y gratificante fue para la joven doctora Yamilet Gómez Guerra su primera colaboración internacionalista en Catar, en medio de la COVID-19, y donde recibió la satisfacción de los pacientes de ese país del Medio Oriente, situado en la península arábiga, al tratarlos con los procedimientos cubanos.

Arianna Naranjo Leonard, residente en esta urbe oriental y madre de un niño con neurofibromatosis, es una entre los muchos cubanos que sienten bien de cerca los efectos del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a Cuba hace casi seis décadas

Contar con apenas 34 años no fue un impedimento para que Yuliet Díaz Iglesias, hace tres meses, asumiera el puesto de Subdirectora General de la Biblioteca Provincial Elvira Cape, de Santiago de Cuba.

Más artículos...