Saavedra: la satisfacción de dar y ayudar ( + Fotos)

 0824-saavedra5.jpg

Cuando la pandemia obligó a cerrar el hostal y perdimos el contacto con Gaviota Tours, agencia turística a la que prestábamos servicios, los integrantes de la sección sindical de la que soy secretario y yo nos quedamos inactivos un tiempo. Pero entonces descubrí el movimiento de la Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar (AUSF).

Así relata José Ramón Saavedra Rado, quien a sus activos 72 años y junto a su esposa Yolanda Elisa Mesa Díaz mantienen un organopónico en la placa de su vivienda, sita en Calle C e/ 5ª y 6ª, del santiaguero reparto Sueño.

En una emisión del programa En Línea Contigo, de Tele Turquino, donde las principales autoridades de Santiago de Cuba intercambian sobre diferentes temas con la población, estuvo el Coordinador Nacional de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) y exhortó a los santiagueros a sembrar y producir alimentos en macetas, portales, en fin, en cualquier espacio, cuenta Saavedra.

0824-saavedra.jpg

Y aquello nos motivó a contactar con quienes dirigen el programa de AUSF en la provincia y el municipio, porque en la placa de la casa, que es amplia, podríamos hacer algo.

Primero fue la instrucción en un curso de una semana en la sede Mella de la Universidad de Oriente, que concluyó con una visita a la casa de Lázaro Expósito Canto , Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba en la provincia, donde apreciaron el trabajo que éste realiza en favor de la producción doméstica de alimentos, lo que les demostró las posibilidades reales del programa.

0824-saavedra1.jpg

Mientras llegaban algunos recursos que la Delegación de la Agricultura iba a entregarle, Saavedra decidió comenzar el trabajo.

Yo pensé, mientras nos entregan las canaletas y eso voy a adelantar, cuenta, pero en macetas ¿de dónde? Son de barro, pesan más, cuestan caro y se rompen fácil, no daba la cuenta esa variante.

Entonces cogimos unos porrones de 20 litros que tenía, otros de 5, y unas tanquetas de pintura ya vacías, y comenzamos a transformarlos para poder sembrar en ellos. Y eso nos dio un resultado extraordinario, como se puede ver en las fotos.

0824-saavedra4.jpg

Tuvimos un problema y es que los envases plásticos no se pueden poner directos a la placa, porque se crea humedad y daña la estructura. Y pensando, diseñamos unas patas para los recipientes, que hicimos aprovechando los pomitos plásticos de pastillas ya vacíos, y eso también nos resultó bien.

Ya llevo casi dos años cosechando lo que hemos sembrado en esos recipientes, que tienen además la ventaja de que se adaptan al espacio disponible, porque no todo el mundo tiene una placa o un patio, y con esta solución pueden sembrar los condimentos del hogar. Es una experiencia que puede generalizarse, acotó.

Luego se ampliaron con las canaletas, buscaron orientación con los especialistas de Lombricultura y de Sanidad Vegetal, porque sus primeras siembras recibieron un masivo ataque de pulgones y otras plagas, que aprendieron a combatir con productos naturales, porque este organopónico es totalmente ecológico, no utilizan productos químicos sintéticos.

Y lograron una producción que sobrepasó en mucho las necesidades del consumo familiar.

En la medida que logramos más producción nos dimos a la tarea de ayudar a la comunidad, comenta. Por ejemplo, en diciembre pasado teníamos un nivel alto de lechuga y pepino y tuvimos la satisfacción de poderlos compartir con los vecinos de la cuadra.

0824-saavedra2.jpg

Con eso nos motivamos a buscar a quién entregar la producción que no consumimos y de acuerdo con el gobierno le aportamos al Sistema de Atención a la Familia en la cafetería El Rincón Bendito, adonde acuden setenta y tantos ancianos y personas en desventaja social.

Nosotros hemos logrado cultivar calabaza en las canaletas, tenemos ahora habichuela, ajo porro, ají, pimientos, remolacha, berenjena, quimbombó, un vivero de acelga y de lechuga, y hemos cosechado tomates, coles y otras hortalizas y vegetales, y de todo eso hemos tenido la satisfacción de haber entregado como alimentos frescos, para el consumo de estas personas.

Lo otro es que varios vecinos tienen placas y patios, y nos dimos a la tarea de entusiasmarlos, mostrarles nuestra labor y explicarles las ventajas. Ahora, ya están en producción tres placas y un patio de esta cuadra, y en breve podremos contar con otros tres organopónicos, y serán seis placas y un patio, con lo que yo creo seremos un CDR único en el país.

José Ramón Saavedra Rado y Yolanda Elisa Mesa Díaz, productores y promotores del programa AUSF, dicen que es como un bichito eso de subir a ver como van creciendo las plantas que usted cultiva, y una satisfacción enorme cuando recoge la cosecha, y la comparte con los vecinos, o puede ayudar a personas que lo necesitan.

Y mayor deleite aún cuando otros siguen el ejemplo y se suman a una ocupación que ayuda a la economía doméstica, al país y a la naturaleza. En estos tiempos difíciles, aseguran, de verdad vale la pena.

0824-saavedra3.jpg

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar