All for Joomla The Word of Web Design

COVID-19: Liana desde zona roja, siempre vamos a estar aquí (+ Fotos)

COVID-19: Doctora Liana.jpg

Desde pequeña la cubana Liana Aguirre Chávez jugaba a ser doctora, pues le atraía pensar cómo una persona podía estar a cargo de la salud de otras muchas, y así decidió estudiar Medicina.

Actualmente, a los 23 años de edad y en el sexto de su carrera, confirma la vocación y vence miedos personales y familiares en beneficio de pacientes positivos a la COVID-19, a quienes asistió en el centro de aislamiento habilitado en la Facultad de Ciencias Médicas Doctor Efraín Benítez Popa, de la ciudad de Bayamo, en la oriental provincia de Granma.

Era tarde, muy tarde en la madrugada de uno de sus días de descanso, cuando dialogó con la Agencia Cubana de Noticias a través del sistema de mensajería de la red social Facebook, por donde los mensajes de voz daban fe de un aliento entrecortado tras el nasobuco, pero de convicciones muy profundas en el corazón.

Imagínate, salí de guardia y me acosté a dormir, ahora estoy como un niño con los horarios invertidos, comentó sobre las exigencias de jornadas agotadoras que, si bien no le son ajenas, hoy transcurren en circunstancias completamente atípicas.

Como galenos conocemos la complejidad de la profesión escogida, y con esa misma convicción se asume el reto de enfrentar a una pandemia que ya ha cobrado muchas vidas alrededor del mudo y también en nuestro país.

En todo momento traté de actuar según la formación que recibí de mis profesores: haciendo todo lo posible por contribuir y haciéndolo bien; protegiéndome y cuidando a los cerca de 120 pacientes ingresados en la referida institución.

Laboramos en escuelas adaptabas a partir de la emergencia sanitaria y los equipos de guardia los integrábamos sólo tres médicos para tantos enfermos, pero de forma general se trabaja cómodo y con los recursos necesarios.

Lea también:

La responsabilidad de tratar a positivos al nuevo coronavirus SARS-CoV-2 es grandísima y siempre buscamos cómo ayudarlos y brindar la mejor atención posible en aras de su total recuperación.

Por lo general tratamos a pacientes asintomáticos, aunque algunos tenían patologías asociadas, y desde mi llegada dimos muchas altas médicas y sumaron más de 40 los recuperados, lo cual resulta muy satisfactorio, afirmó.

Hija de una directora de círculo infantil, desde sus primeros años Aguirre Chávez desarrolló el amor por los niños y ello definió la Pediatría como su campo de especialización dentro de la carrera.

Estudiándola ya a través de la modalidad de internado vertical, describió como particularmente dura la experiencia de ver y asistir en el centro de aislamiento a adolescentes y niños menores de 10 años contagiados con la peligrosa enfermedad.

La interacción con los pequeños es siempre muy bonita, porque puedes ver sus sonrisas y ellos saben agradecer, como nadie, cada cuidado que reciben.

Quisiéramos que nunca llegaran, pues duele verlos en una situación así, cuando se supone que deberían estar en sus casas, protegidos. No obstante, una vez allí los atendemos con todo el amor del mundo y se les prioriza en el más amplio sentido, afirmó.

Estar en zona roja es saber que debes cuidarte de todo y en cualquier momento, porque la COVID-19 no tiene cara y desconoces quién puede ser positivo, incluso en el horario y lugar de descanso.

Junto al riesgo, otra aspereza del día a día resultó la separación de sus seres queridos y compañeros de trabajo del hospital infantil General Luis Ángel Milanés, de Bayamo.

Quizá por todo ello en un primer momento la preocupación reinó en el seno familiar: Cuídate niña, cuídate, repetía constantemente la madre en cada llamada, pero hoy también sienten orgullo de mí, porque saben que el país nos necesita, y si el país nos necesita, siempre vamos a estar aquí, concluyó Liana.

Comentarios   

0 #1 LEYMER CARLOS 28-03-2021 11:37
Nosotros el resto del equipo que trabajamos con ella, la conocemos muy bien y es verdad que su actitud no tiene fronteras.
Citar

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar