banner_olimpico_wide.png

Doctora Gloria Lara, eterna joven entregada a su profesión

 

Gloria Isabel Lara Calderín, primera mujer cienfueguera que ostenta el título honorífico de Heroína del Trabajo de la República de Cuba,

Cienfuegos, 6 mar (ACN) Gloria Isabel Lara Calderín, primera mujer cienfueguera que ostenta el título honorífico de Heroína del Trabajo de la República de Cuba, es doctora del policlínico Octavio de la Concepción y de la Pedraja, en la provincia de Cienfuegos, con más de 40 años de entrega a su profesión, vinculada de manera directa con el pueblo.

Las dos líneas principales de investigación en su carrera son los programas del Cáncer y la Consulta de Pie Diabético, este último con el uso del fármaco Heberprot – P, de referencia nacional por la estabilidad y los resultados reportados.

Lara Calderín declaró a la Agencia Cubana de Noticias que con este proyecto, en funcionamiento desde hace 14 años, el número de amputaciones en pacientes ha disminuido y esto constituye uno de los principales logros, motivo por el cual acuden muchos enfermos a su consulta.

Con las terapias, pesquisas, detención temprana de la enfermedad y el cuidado del equipo básico en cada área de salud, han logrado ahorrar cifras millonarias al país al reducir el número de pacientes que requieren ser ingresados para atenderse la evolución de la enfermedad, pues la mejoría con la atención desde la consulta es palpable, precisó.

A su vez, la doctora es Especialista de II Grado en Medicina Interna y Profesora Consultante de la Universidad de Ciencias Médicas Raúl Dorticós Torrado en el municipio Cienfuegos, donde inculca a las nuevas generaciones de médicos la entrega, la responsabilidad, el compromiso y el sentido del deber que la caracterizan.

Gloria Isabel Lara Calderín, primera mujer cienfueguera que ostenta el título honorífico de Heroína del Trabajo de la República de Cuba,

Explicó que desde su graduación en 1975 ha tenido resultados positivos en la esfera de la salud, por ello fue galardonada con el Premio Anual de Salud en 1998 y, además, en las organizaciones como la Federación Estudiantil Universitaria, la Unión de Jóvenes Comunistas, el Partido Comunista de Cuba y la Central de Trabajadores de Cuba, donde ha tenido una rica y activa trayectoria.

Dichos reconocimientos los agradece a su familia por el apoyo incondicional que siempre le brindaron.

Eduardo, su hijo --también médico-- siguió el ejemplo y la abnegación de su madre, tiene tres misiones internacionalistas y cada día su tarea es ayudar a las personas que a él acudan.

Recordó que a veces su cónyuge, ya fallecido, le decía jocosamente que quería más al trabajo que a él, pero siempre supo conjugar sus quehaceres profesionales con las del hogar.

Aún con su avanzada edad y sus múltiples enfermedades de diabetes, cardiopatía e hipotiroidea, siente que su camino no ha culminado, esta eterna joven sigue dejando huellas a través de sus investigaciones, sus enseñanzas y su labor cotidiana en representación de los profesionales de la salud del territorio cienfueguero y, en especial, de las mujeres.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar