banner_olimpico_wide.png

Ingeniera Barroso, una de tantas cubanas con cargos de dirección(+ Fotos)

 0305-barroso.jpg

La ingeniera mecánica Mariela Barroso Hechavarría siempre ha estado rodeada de hombres por su profesión desde que se graduó en la Universidad de Oriente, y a pesar de los diferentes niveles escolares por ser muchos obreros y ayudantes, siempre los consideró como su familia, por el cuidado y el respeto que le profesaron.

Transcurrió en Moa parte del servicio social de la joven santiaguera y por tener un niño pequeño fue trasladada a la Empresa de Equipos Industriales Marcel Bravo, en la ciudad de origen, y se convirtió para ella en su segunda casa durante años.

Y es natural, ya que empezó como ingeniera en adiestramiento en el taller de pailería, posteriormente especialista de metrología en el Departamento de calidad, luego asumió la dirección de este, le siguió el puesto de jefa de brigada del taller de pailería y después fungió como jefa de turno del taller de bidones.

Sucesivamente fue escalando en la “Marcel Bravo” a directora de la Unidad Empresarial de Base (UEB) de pailería, directora de producción, directora comercial, directora adjunta y finalmente directora de la UEB de igual nombre, cuando en el año 2014 la entidad asumió esa nueva estructura y se integró a la Empresa de Envases y Recipientes Metálicos ENVAMETAL.

Ese colectivo dejó muchas huellas en su vida, al punto de conocer allí la pareja con la cual se unió en matrimonio y compartió el mismo lenguaje en los trajines propios de los talleres de fundición, pailería y bidones.

0305-barroso1.jpg

Un buen día, por su trayectoria y resultados, llegó la propuesta de ocupar la dirección general de la Empresa Conformadora 30 de Noviembre, con sus dos UEB.

Ahora Mariela dirige esa entidad donde antes lo hizo su esposo Elvis y por los lazos existentes, él optó porque ella siguiera adelante y se trasladó a otro centro pues sabía de la capacidad de trabajo de su compañera en 26 años y su amor por esta industria.

Cuando ambos llegan al hogar hablan de la familia y también de la faena cotidiana, pues conocen como la palma de su mano las dos plantas: ella la “Marcel Bravo” y él la “30 de Noviembre”, esta última fundada por el Comandante Ernesto Che Guevara en 1964.

Comparten juntos los problemas, sus soluciones y la guía a sus dos hijos, hembra y varón: una médico, que ahora cumple su servicio social en La Habana; y el otro ingeniero mecánico, quien se desempeña en la Refinería de Petróleo Hermanos Díaz.

Mucho agradece la extraordinaria ayuda brindada por su madre para poder cumplir con todas esas tareas, con el cuidado y guía de sus muchachos, por eso aunque ya no está físicamente siente que es una obligación destacar su contribución en su formación desde pequeños.

Mariela es una mujer realizada en el plano profesional y familiar. Tiene seres queridos que la apoyan para sentirse de esta manera, por eso es una de las tantas cubanas con cargos de dirección.

0305-barroso2.jpg

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar