All for Joomla The Word of Web Design

Carlos Gattorno, orgulloso de formar parte de la familia del Inder

 

Importantes actividades en Cuba por los 30 años de Marabana

La Habana, 23 feb (ACN) Estoy muy orgullo de formar parte de la gran familia del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (Inder), afirmó en esta capital Carlos Gattorno, director del proyecto Marabana/Maracuba, en ocasión del cumpleaños 60 de ese organismo.

Creado el 23 de febrero de 1961, el Inder ha sido como la segunda casa de Gattorno, quien confiesa haberle dedicado toda su vida desempeñando distintas tareas.

Me inicié como monitor de educación física en 1963 siendo apenas un adolescente y ya el 23 de febrero de 1971 comienzo a trabajar como profesional de la cultura física, declaró a la Agencia Cubana de Noticias vía telefónica.

Desde entonces he acumulado muchas experiencias en Cuba y en el extranjero cumpliendo con mi trabajo, que siempre trato de hacerlo con amor y deseos para que salga bien, expresó.

A su vez mencionó entre sus ocupaciones la de entrenador del equipo nacional de tiro deportivo, y otras que lo formaron hasta que empezó a dirigir el proyecto Marabana/Maracuba.

En esa labor, junto a un grupo de personas que ponen todo su empeño en lo que hacen, se dedican a organizar distintas carreras en el año, que tienen entre sus objetivos promover la sana práctica deportiva ejercitando el cuerpo y la mente.

Precisamente en homenaje a las seis décadas del Inder, los días 22, 23 y 24 de este mes se realiza en el país, de forma virtual y presencial, la carrera por el aniversario 60 de fundado ese organismo.

Al respecto, Gattorno señaló que pese a la COVID-19 confía en el éxito de un evento que será parte esencial en los festejos por la importante efeméride.

También destacó que desde diversas partes de la nación, incluidas zonas rurales y montañosas, se percibe el entusiasmo de sus pobladores por participar en esas jornadas de fiesta a favor de la vida, como reconocimiento a un Instituto que sigue apostando por la salud del pueblo.

Por último, expresó su agradecimiento infinito al Inder por posibilitarle trabajar para el deporte y la educación física en la Cuba de sus amores.