All for Joomla The Word of Web Design

Paco Parra: “con agua y comida, la tierra y los animales son agradecidos” (+ Fotos)

1012-paco4.jpg

Cuando comenté en el gremio que iba a visitar su finca me sorprendió que todos lo conocían. Para algunos es el tío de una colega, para otros el hermano del papá del director de la agrupación Teatro Tuyo, pero para la mayoría es uno de los ganaderos de Las Tunas con mejores resultados en los últimos años.

Como en casi todos los guajiros su carta de presentación son su carácter afable, su hablar pausado y su jocosidad. Personalmente fui blanco de sus bromas desde bien temprano, cuando me preguntó si yo pensaba entrar al campo con esos "tenisitos" después de la lluvia del día anterior.

1012-paco.jpg

No quedaba de otra más que dar el paso al frente, había ido a ver los resultados de Paco y nada lo iba a impedir, y junto al fotógrafo nos adentramos en las más de 60 hectáreas de un terreno ligeramente agreste, con muchas elevaciones, dedicadas casi totalmente a la ganadería.

Inició el diálogo y conocí entonces a Francisco Patricio Parra Sánchez, un hombre de 58 años, que aprendió de su padre la actividad a la que ha dedicado su vida y de quien heredó una gran parte de sus tierras, ubicadas a pocos metros de la rotonda que da la bienvenida a los viajeros del resto del oriente que llegan a la ciudad tunera.

Su día comienza a las tres de la madrugada, y las labores dependen de las prioridades: ordeñar, limpiar los corrales, desherbar, pasar la cultivadora, sembrar; todas actividades en las que alternan las cuatro personas que allí trabajan, entre ellos el negro Licea, quien cuenta con 80 años de edad.

Explicó que los resultados que hoy tiene dependen en buena medida de los aprietos que pasó a lo largo de los años, pero la falta de comida para los animales en la sequía fue lo que más lo marcó.

1012-paco3.jpg

Por muchos años, durante el periodo seco, salía bien temprano con una yunta de bueyes o una carreta de caballos a buscar comida en los alrededores, afirmó, y en la misma medida en que arreciaba la situación, las distancias para la búsqueda de alimentación crecían.

Recordó los continuos viajes a las áreas verdes del municipio de Manatí, a más de 30 kilómetros de la cabecera provincial, en busca de alimentos para el ganado, pero sin dudas su remembranza más triste fue la del año 2011 cuando la tensa situación lo llevó hasta Velasco 30, poblado perteneciente a la vecina provincia de Holguín.

Fue trabajoso crear las condiciones para autoabastecerse en tiempos de sequía y decidió apostar por las plantas proteicas: la primera vez que sembró titonia se gozaron siete u ocho de las 20 matas que trajo, pero no se rindió. Hoy cuenta con un campo que ya produce, y otro de morera.

1012-paco1.jpg

Desde junio de 2018 posee un equipo para el ordeño mecanizado y en noviembre de 2019 le asignaron un termo refrigerado para la conservación de los más de 100 litros de leche que se entregan a la industria cada dos días, subrayó.

Parra aseveró estar a favor de la tecnología porque esos equipos humanizan el trabajo y mejoran la calidad y la cantidad de leche que se acopia.

Tiempo de descanso parece que no tiene porque, además de las 67 cabezas de ganado que deambulan en sus predios, cuenta con un autoconsumo familiar que acumula 400 plantas de plátano burro, 350 de yuca y otras tantas de maíz y calabazas, que le permiten a su vez aportar viandas a la Cooperativa de Crédito y Servicio Niceto Pérez, a la que pertenece desde el 2008.

Al preguntarle por la fórmula para lograr esos resultados contestó sin pensarlo dos veces: trabajo y amor, porque la tierra y los animales son agradecidos, si se les garantiza agua, comida y tiempo, ellos darán sus frutos.

1012-paco2.jpg

Entre café, aire fresco y una buena conversación pasaron más de dos horas, se habló de ganadería, de agricultura, de aumento de producciones, de los cuatro hijos, de los cinco nietos, de la familia, y alrededor de nosotros andaba su esposa Noemí, que iba y venía mientras realizaba las labores del hogar.

Y en un momento de silencio, Yaciel, el fotógrafo, acerca la cámara y me enseña una foto, un plano detalle del rostro del entrevistado y comenta: esta es para mostrarle a Ernesto Parra (director de Teatro Tuyo) el día que visitamos a su tío Paco, el ganadero.