All for Joomla The Word of Web Design

Jakelin: una mujer de mando, ciencia y pie en tierra

2109-jakeline-carmenatez.jpg

Con la delicadeza y la fortaleza de carácter que la distinguen, la ingeniera agrónoma Jakelin Carmenates Basulto se ha mantenido por 10 años frente a la dirección de la Biofábrica de Camagüey, entidad adjunta a la Empresa Provincial de Semillas de la delegación lugareña del Ministerio de la Agricultura.

Entró a esas instalaciones en 1992 recién culminados sus estudios como técnico medio en agronomía en el Instituto Politécnico Álvaro Barba, de la capital camagüeyana, y tuvo la dicha, como prefiere aseverar, de tener siempre el apoyo de especialistas que le transmitieron sus conocimientos.

Mis primeros pasos aquí fueron como técnico auxiliar en propagación masiva de plantas, pero casi de inmediato comencé mis estudios de ingeniería agrónoma en la Universidad, una decisión que hizo enamorarme aún más de mi profesión, y adentrarme en mi vocación.

Al hablar de cómo fue insertándose paulatinamente en las labores de cada uno de los departamentos de la entidad, quien la observe ve que se trata de una mujer de ciencia cuyos conocimientos, paso a paso, la condujeron a su posición actual, la cual asumió en el 2010, y posteriormente alcanzó el grado de Máster en Gerencia de las Ciencias y la Innovación.

Mis conocimientos de todas las áreas de la cadena productiva me facilitan en parte mi trabajo, pero a la vez es un alto compromiso con los demás trabajadores, pues aquí aún laboran personas que integraron las primeras generaciones de técnicos y especialistas al fundarse el centro por Fidel Castro en 1990, comenta.

En ocasiones se le puede ver de recorrido por los canteros, los cultivos tapados, los laboratorios, o simplemente intercambiando con sus trabajadores, pero siempre muy atenta a cada detalle de las áreas exteriores, pues- según narra-, para ella aquella constituye su segunda casa, y todo debe estar bien chapeado en los alrededores, todo organizado.

No se trata de laborar para las visitas y controles, sino para tenerlo todo listo siempre, afirma.
Así lo pudo constatar el Presidente de la República de Cuba Miguel Díaz-Canel Bermúdez en junio de 2019 durante su segunda visita gubernamental a esta provincia, cuando recorrió esas instalaciones e intercambió con su colectivo.

Con nosotros aquí conversó acerca las ventajas que ofrece el cultivo in vitro, rememora, y nos instó a incrementar las faenas de asesoramiento, capacitación y promoción entre los productores con el objetivo de lograr mejores aplicaciones de la tecnología en los campos y mayores niveles de producción.

Por ese motivo, diariamente ahí se lleva adelante el empeño de lograr un mayor vínculo entre la Ciencia y la Agricultura para elevar la obtención de alimentos y reducir las importaciones, así como el desarrollo de los polos productivos de esos dominios y del programa de la Agricultura urbana, suburbana y familiar.

Es un trabajo de mucha entrega, asevera, de días enteros tras un microscopio u otros equipamientos necesarios en el referido proceso de obtener plántulas mediante el cultivo in vitro, para observar cada detalle, pues el mínimo error significa una pérdida, pero me siento respaldada por mi colectivo, incluso por los más jóvenes.

Entre 10 mil y 14 mil vitroplantas se multiplican aquí diariamente, lo cual significa mantener un estricto control de cada paso, pero aunque soy de las que afirma que donde comienza el deber termina la amistad, somos un colectivo unido, y los resultados son loables, lo cual se refleja en nuestra condición de Centro de Referencia Nacional, un reconocimiento que pertenece a todos por igual, finalizó.

La Biofábrica camagüeyana tiene como fundamental propósito aumentar los rendimientos en los campos, así como fomentar las áreas productivas de hortalizas, cultivos varios, posturas de frutales a partir de semillas o esquejes -tallos introducidos en la tierra para reproducir las plantas-, así como de plantas ornamentales.