All for Joomla The Word of Web Design

Experiencia por la vida contra la COVID-19 en México

 

0509-Rostros_1.jpg

Santa Clara, 4 ago (ACN) Para Juan José Pulido López permanecer por cuatro meses y medio en México, como parte de una brigada del Contingente Henry Reeve en lucha contra la COVID-19, fue una experiencia por la vida y de gran valor profesional.

El especialista en medicina general integral y master en urgencias médica llegó el seis de marzo a la nación azteca en una avanzada de la colaboración de 10 representantes de la salud, con el objetivo de asesorar en la batalla contra la pandemia y recibió allá al resto del personal, que arribó entre el 22 y 24 abril.

La presencia del nuevo coronavirus comenzaba su infección y llegaron 578 integrantes del Contingente internacionalista, entre médicos y enfermeras de la atención primaria, principalmente, explicó a la ACN.

El colectivo de la Isla tuvo rápidamente que acoplarse a los protocolos de México y al trabajo en salas, que al principio eran de convalencientes de la enfermedad y después verdaderas espacios de servicio intensivo, por la gran trasmisión del mal, agregó.

La forma de ver la atención de salud contra la COVID-19 en la nación hermana se refiere al ingreso de los infestados en estado de gravedad, el resto se mantiene en la comunidad, mientras que en Cuba se trabaja la prevención.

Pulido López destacó que su función era la evaluación de los procesos en los servicios de terapia y aseguró que al mes de trabajo los colectivos cubanos, en los nueve hospitales donde laboraron, se convirtieron en necesarios, y en cuatro de ellos no querían el regreso de los profesionales a Cuba.

Estuvimos en instituciones hospitalarias con 76 fallecidos por la pandemia en un día, lo que se logró reducir considerablemente, así como también sucedió en un centro materno-infantil donde morían hasta dos pequeños por día y al mes, la situación era completamente diferente, significó.

Para el galeno de Villa Clara, que pertenece al centro provincial de higiene y epidemiología en control sanitario internacional y con amplia presencia en la colaboración en el exterior en Ecuador, Venezuela y Bolivia, la estancia en México resultó de gran experiencia en la lucha contra la COVID-19.

Nuestros profesionales ayudaron al pueblo azteca y regresaron con mayor conocimiento y pericia, algunos trabajan ahora en La Habana contra el incremento de los casos positivos, otros regresaron a sus consultorios, en general, dispuestos a ofrecer nuevamente sus servicios donde haga falta.