All for Joomla The Word of Web Design

El Patio de María (+Fotos)

0-23-maria-4.JPG

Quien tenga la oportunidad de conocer a la camagüeyana María Calero Quintero, jamás olvidará la jovialidad de esta lugareña, quien a sus más de 60 años permanece rodilla en tierra parte del día en el patio de su casa, uno de los más destacados dentro del Movimiento de la agricultura urbana, suburbana y familiar, en la homónima ciudad oriental.

El Patio de María, cual pequeño Oasis, como ella misma lo califica, está ubicado en las inmediaciones del reparto Jayamá, donde en varios metros cuadrados mantiene con muy buena vitalidad numerosos canteros sembrados de hortalizas, las cuales comercializa a módicos precios entre sus vecinos.

Para mí no hay mayor satisfacción que ayudar con el fruto de mi trabajo a mi comunidad, comentó a la ACN. Yo no le vendo al carretillero, yo le vendo a mis conciudadanos, e incluso sin importar si en ese momento no tienen el dinero. Sé que después me pagarán, porque su agradecimiento es mayor, más aún cuando me celebran mis cosechas.

Ajo porro, cebollino, pepino, acelga, entre otros productos, así como varias plantas medicinales y aromáticas conforman parte de su tesoro, al cual cada mañana al amanecer le da su primera ronda de tratamiento, ya sea revisando planta a planta, regándolas, colocando el abono, eliminando las malezas, siempre con constancia.

Yo no concibo mis días sin entregar la mayor parte de mi tiempo a esas actividades, aseguró. La tierra, agregó, me da vitalidad, y aunque a veces el trabajo es duro, sé que ahí va mi aporte seguro a la Revolución, mi respuesta a ese llamado de su máxima dirección, de fomentar alternativas para incrementar la producción de alimentos en estos tiempos tan difíciles de pandemia.

Durante una de sus visitas a esta localidad cabecera, Anielka Fernández del Monte, miembro del Secretario Nacional de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), aseguró que con más mujeres como María, de esas con metas productivas bien claras y empeño constante en concretarlas, cada territorio tendría más seguro su autoabastecimiento alimentario.

En esa ocasión la dirigente calificó de delicioso el jugo de cereza brindado por su anfitriona para la ocasión, el cual es muy conocido en sus alrededores, pues no hay quien llegue a esa casa, aunque sea con pocos minutos, y María no le brinde un vaso de la refrescante bebida si está en estación la pequeña fruta.

Esa planta es como la reina del patio, al igual que las de mango, las cuales cuido mucho también, pues es la manera mediante la cual le mostramos a la naturaleza nuestro respeto, y ella nos gratifica con sus frutos, afirmó.

Además de su jovialidad, esta camagüeyana resulta de las que jamás se da por vencida, y según sus planes más inmediatos buscará ampliar un poco más su patio para sembrar otros cultivos como el próximo paso, y continuar desde ahí con el aporte a su comunidad . 

0-23-maria-1.JPG

0-23-maria-2.JPG