All for Joomla The Word of Web Design

Samara, una mujer toda sabiduría (+Fotos)

0-1-Samara Castillo González-1.JPGLa protagonista de este trabajo es una mujer con la que da gusto conversar, por el amor entregado al oficio, su sencillez y la sabiduría que le rodea y caracteriza.

-Todo lo que tiene que ver con historia me encanta, y adoro mi ocupación actual: la vida me puso en el camino "el archivo", quizás para complementar mi curiosidad por investigar, lo cual parte de conocer las raíces de mi familia, dónde nacimos y nos criamos, de dónde vinimos, y la historia de mi país también, reflexiona.

Samara Castillo González habla con pasión de la labor de gestora que desempeña en el Archivo Central de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana, donde se preserva desde una certificación de estudios terminados, hasta documentos valiosos del siglo XIX con registros de formación de personal de la salud de ese entonces.

Como verdaderos tesoros califica esos materiales que al igual que otros con fines investigativos pueden consultar quienes visiten la institución.
“Es la historia de la formación de los especialistas de las Ciencias Médicas, de ahí la importancia de preservarlos en un sitio como este, ya que si desean demostrar dónde se graduaron o justificar sus notas deben recurrir al archivo”.

Por eso Samara recalca a los interesados en realizar este tipo de trámites, su ubicación, en calle 146, número 2511 entre 25 y 31, reparto Cubanacán, en el municipio Playa, La Habana, aledaño a la Facultad Victoria de Girón de la mencionada universidad médica.

“Aquí también pueden venir personas que deseen hacer indagaciones, profesores y estudiantes, a fin de consultar registros y expedientes académicos, siempre con la autorización de la universidad, específicamente de la vicerrectoría general”.

“También contamos con documentos de 26 escuelas que fueron institutos politécnicos de la salud o institutos de enfermería, los cuales en su momento graduaron profesionales de diferentes especialidades médicas”.

Inicialmente los documentos se guardaban en las distintas facultades, y a partir del 2011 se creó el Archivo Central para concentrarlos allí, siendo uno de los más grandes del sector y que empieza a funcionar en el 2014.

Licenciada en Defectología en la antigua Unión Soviética, en el Instituto Superior Pedagógico Vladimir Ilich Lenin, Samara se desempeñaba anteriormente como custodio en la universidad médica capitalina.

“Al saber que se crearía un archivo, solicité al Doctor José Mario Machó Mesa laborar en él, y aquí estoy hace cinco años”, relata.

Ella es modesta y no deja de destacar las cualidades de sus colegas de oficio, entre ellos Cosme Moré Cuesta, actual responsable de la divulgación en el departamento de Extensión Universitaria y quien ha realizado importantes aportes también.

Los primeros documentos que llegaron al archivo fueron los registros de médicos graduados en la Universidad de La Habana, pues antes no existía un centro especializado formador de profesionales del giro y al triunfar la Revolución se funda la popularmente conocida Escuela Girón, en 1962.

Luego se fueron sumando los de otras como la de Carlos III, Finlay y Albarrán, y demás facultades, hasta completar los documentos de unos 30 centros vinculados a la universidad.

Los seis trabajadores del archivo, con la ayuda de Moré Cuesta, han recopilado fotos, videos y otros materiales relacionados con la personalidad de Fidel Castro, y la formación del personal de la salud, una de las tareas llevadas a cabo por la institución.

En el quehacer de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana se recuerda con cariño y admiración al profesor José Mario Machó Mesa, primer director que tuvo el archivo, fallecido en marzo del 2015.
Siempre está conmigo, afirma Samara, y asegura era un galeno excepcional, especialista en Medicina Interna, Máster en Atención integral a la mujer, un hombre que tenía mucho que enseñar.
Todo lo logrado aquí se lo debemos al profe Machó, quien estuvo al frente del archivo desde su creación en 2011, explica emocionada Samara con un nudo en la garganta por la entrañable amistad que existió entre ellos.

0-2-Samara Castillo González-2.JPG

0-3-Samara Castillo González-3.JPG

0-4-Samara Castillo González-4.JPG