All for Joomla The Word of Web Design

Odalis y su accionar en la Federación de Mujeres Cubanas

Odalis Brígida Álvarez Aguilera

Conversadora y muy segura de sí misma, se presenta Odalis Brígida Álvarez Aguilera, quien por 20 años laboró como miembro del secretariado provincial de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) en Ciego de Ávila.

Su presencia en esa actividad fue clave para que las avileñas se integraran más a la sociedad y formaran parte, como profesionales y obreras, de la obra transformadora que día a día se construye.

Aunque desde hace solo dos meses le dieron la liberación del cargo en la FMC por los años de permanencia, en su rostro se puede ver la alegría por sentirse parte de esas 213 mil federadas que en la central provincia celebrarán este ocho de marzo las actividades centrales por el Día Internacional de la Mujer.

“Somos privilegiadas por integrar una organización que nos enorgullece y distingue ante el mundo, pero también por haber contado por más de 40 años con una presidenta como Vilma Espín, defensora de la igualdad de género”.

Hemos ganado el respeto de todos, cada jornada aumentan los hombres que opinan que somos más disciplinadas y perseverantes en nuestras tareas, comenta Odalis, una de las impulsoras en su terruño de que el 42 por ciento de los dirigentes corresponda al sexo femenino.

La mujer representa el 41 por ciento del total de los laborantes estatales de Ciego de Ávila, desempeño que sobresale en la salud, la educación, el comercio y la gastronomía, la industria ligera y la agricultura con la producción de alimentos.

En ese resultado está mi pequeño aporte, satisface ver que hemos crecido culturalmente porque si hace unos años este sector poblacional estaba en la retaguardia, hoy se ubica al lado del hombre, y eso tiene un alto valor, asegura Odalis, quien es Licenciada en Historia y Ciencias Sociales.

Cuando una sociedad está más equilibrada repercute mejor en el hogar, y sin dudas en ese aspecto influye la forma en que las féminas hemos emprendido cada reto. Me complace ver que ocupamos puestos claves en la economía y los servicios por nuestros propios méritos, reafirma.

Para esta mujer, de fisonomía delgada y carácter agradable, compartir el hogar con tres hombres- esposo y dos hijos-no ha sido difícil, ella supo utilizar su cualidad de buena comunicadora para hacer ver que todos poseen responsabilidades.

“Llevo 29 años de matrimonio con Jorge Luis, y tanto él como yo vimos la importancia de hacer partícipe a nuestra descendencia de las tareas en la familia, y de que  vieran desde pequeños que a mamá se le debe cuidar, porque también tiene derecho a descansar”.

Solo así- dice muy convencida- he podido llevar a la par mis funciones como miembro del secretariado provincial de la FMC y delegada en la Asamblea del Poder Popular en ese mismo nivel, sin dejar de ser madre, hija, hermana y esposa amorosa.

Las cubanas no debemos renunciar jamás a ese crecimiento cultural. Vivir en sociedad y sentirnos parte activa de ella, es ratificar que no ha sido en vano la labor de organizaciones como la FMC y la proyección de políticas públicas a favor de nuestra inclusión, alega Odalis, quien guarda entre sus méritos haber sido colaboradora internacionalista en Mozambique.

“Queda mucho por hacer en el plano de la igualdad, que debe entenderse más allá de una apertura de opciones laborales y la posibilidad de cumplir funciones antes vistas solo para hombres, pero mucho se ha avanzado en hacer valer nuestro lugar, nuestra voz, capacidades y conocimientos”.

Odalis la de la federación, como todos la conocen, se siente contenta por ese apelativo, porque es sinónimo de que su accionar en la organización dejó una huella.

“Satisface ese reconocimiento, soy una mujer de mi tiempo, consciente de lo que le toca hacer en una sociedad como la cubana, sin dejar de leer un buen libro, oír a Silvio Rodríguez, Buena Fe y Ricardo Arjona, ver películas de corte histórico y deleitar a mi familia con arroz amarillo, su plato favorito”.

Odalis constituye una de esas mujeres que ganan protagonismo por su ejemplo y dedicación, cualidades que le acompañarán en el nuevo puesto laboral. Para ella no hay meta imposible ni tarea difícil.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar