Los ausentes de la Plaza

Mientras millones de cubanos desfilaban por calles y plazas de toda la nación, en marchas patrióticas de reafirmación revolucionaria, otros permanecían en sus puestos de trabajo para mantener los servicios, la defensa y la producción.
   Así es el caso de los operadores del puesto de dirección de generación eléctrica, quienes velaban atentos porque no se interrumpiera el fluido eléctrico en esos actos.
   En cada localidad estuvieron listos los grupos electrógenos de emergencia  y personal altamente especializado para resolver las posibles averías durante la celebración del Día Internacional de los Trabajadores.
   Desde hace varios días se comprobaban tales aseguramientos por los linieros y demás eléctricos, afiliados al sindicato de Energía y Minas.
   Enfermos crónicos, que necesitan del auxilio de un balón de oxígeno para poder vivir, no están preocupados porque aunque hoy es feriado conocen de la entrega y dedicación de jóvenes pertenecientes a la empresa de Gases Industriales, que diariamente les sirven las imprescindibles balitas.
   Para nosotros todos los días son Primero de Mayo, tenemos  que llegar bajo ciclón, sol  o sereno a las casas de esos pacientes, no importa en qué piso estén ubicadas sus viviendas, afirman los integrantes de una de las tripulaciones que distribuyen el producto en el municipio de San Miguel del Padrón.
   Mientras, en una Gran Unidad de Tanques jóvenes combatientes permanecían atentos a las imágenes de la televisión cubana, en aras de identificar a familiares y amigos que dejaron en sus provincias de residencia.
   Cada uno sabe de la importancia de su labor en la salvaguarda de las conquistas de la Revolución; si el enemigo tratara de invadir el territorio nacional, ellos constituyen el puño de acero de las tropas.
   Por eso hoy cientos de cubanos como ellos no fueron a desfilar, pues en actividades básicas de la producción y los servicios, que no pueden interrumpirse o detenerse, tenían su Primero de Mayo con la Patria. (William Fernández Jiménez  AIN)

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar