Mijaín López: "Lo saludé y le besé la cabeza para que sepa que soy su papá"

Publicado: Domingo, 01 Agosto 2021 Escrito por Carlos González Rego, enviado especial

 

Mijaín López: "Lo saludé y le besé la cabeza para que sepa que soy su papá"

Tokio, 1 ago (ACN) Alegre, optimista y ocurrente llegó hoy a la zona mixta de la sala A de la Makuhari el luchador cubano Messe Mijaín López, luego de avanzar a la final de los 130 kilogramos (kg).

Al responder una de las preguntas dijo “lo saludé y le besé la cabeza para que sepa que soy su papá”.

El Gigante de Herradura se refería a su víctima de semifinales, el turco Riza Kayaalp, por superioridad técnica de 2-0, pero poco antes gritó “donde yo esté, él no gana. Vine en busca de mi cuarta medalla de oro olímpica y nadie lo dudó, llegará mañana”.

Luis Orta (60 kg) también aseguró, poco antes, que subirá a lo más alto del podio este lunes, luego de asegurar la plata con victoria de 11-0 ante el moldavo Víctor Ciobanu.

Leer más: Lucha greco cubana con excelente inicio en cita olímpica de Tokio (+Fotos)

Sobre el combate contra Kayaalp respondió “ya habíamos planificado que ellos buscarían que la primera pasividad la pusiera yo, así que nos preparamos para eso”.

“Busqué el desbalance y lo logré, pero los jueces decidieron darle marcha atrás. No obstante, desde el primer asalto sentí al turco agotado y sabía que no iba a aguantar mi tren”, apuntó.

Antes, Mijaín dispuso del rumano Alin Alexux Ciurariu (9-0), en octavos de finales y del iraní Amin Mirzazadeh (8-0), en cuartos de finales, por lo que concluyó la competencia sin recibir ningún punto en contra.

Al respecto, explicó “todas las peleas son difíciles y llevan mucha dedicación y preparación”.

Mijaín López: "Lo saludé y le besé la cabeza para que sepa que soy su papá"

“Mañana lo que toca es prepararse psicológicamente. Todos los atletas que luchan por el título tienen calidad, así que para la final se trata de mantener la estrategia del combate y demostrar que el campeón soy yo”, argumentó.

Orta también reflejó optimismo y destacó lo bueno que fue coincidir con Mijaín en el mismo día de competencia. “En todo momento me aconsejó e inspiró para conseguir este importante éxito, al igual que los profesores Trujillo y Azcuy”,

“Me siento muy contento por estar en esta final. Desde que me levanté hablé con una foto que tengo en el cuarto de mi niña de solo dos meses y le dije que hoy iba a ser un día grandioso”.

“La diferencia de mis rivales conmigo es que ellos han ido a todos los mundiales y yo no, por eso tienen esos grandes resultados. Yo no pensé en eso, sino en lo buena que fue mi preparación”.

Muchos de los presentes se preguntaron porque cuando concluyó el combate se arrodilló en el colchón y lloró –de alegría- tapándose la cara con trusa, pero los periodistas que lo recibieron en la zona mixta lo comprendieron.

Por su parte lo cierto es que Orta tuvo un día estelar, pues superó 5-0 en octavos de finales al estadounidense Ildar Hafizov, y 4-3 en cuarto de finales al ruso Sergey Emelin, medallista de oro y plata, respectivamente, en los campeonatos mundiales de 2018 y 2019.

Visto: 4875