La Habana, Martes 19 de Noviembre de 2019 10:58 am

 ACN Hoy  Reforma Constitucional  Más que médicos Bloqueo                           Otros sitios de ACN    Fotografia          Radio

 

Al borde de la centuria, Pablo Roberto asiste a segunda vuelta

Compartir :
Tamaño letra:

Guantánamo, 3 dic (ACN) A los 99 años, Pablo Roberto Díaz Hodelín,  ejerció el derecho al voto en su colegio electoral de la circunscripción 49, una de las 45 que en el municipio cabecera participa en la segunda vuelta de las elecciones para delegados a la Asamblea del Poder Popular.
   Este nonagenario, o tal vez centenario (su madre le aseguró haberlo inscrito dos años después de nacido),  asistió temprano  a cumplir su deber en el local habilitado para esos fines, a una cuadra y media de su casa, en el segmento occidental de esta poblada urbe.  
     El inmueble, adonde fue de los primeros en llegar, radica en la calle 2 oeste, entre Aguilera y Crombet, y  pertenece a la Empresa de Abastecimiento y Servicios a la Educación, entidad apadrinadora también del Colegio donde los vecinos han ejercido el sufragio  durante los dos últimos procesos electorales.  
      Aunque tanto hoy, como el domingo anterior, lo acompañó su nieto Edel Lorenzo Díaz, el elector más longevo de la circunscripción se desplaza erguido, con agilidad infrecuente en una  persona al borde del siglo de existencia o que lo traspasó hace pocos meses.
      Ambas hipótesis son creíbles si se consulta el carné de identidad que acredita su nacimiento el 4 de junio de 1918, o se da crédito a los pormenores con el Registro Civil confesados a la ACN y de los que el lector está impuesto.    
    En el breve diálogo con la agencia, luego de haber depositado su boleta en las urnas, Díaz Hodelín muestra en su hogar la Medalla por su medio siglo dedicado a la actividad que tradicionalmente constituyó el puntal de la economía cubana, y varios diplomas rubricados  por dirigentes del Ministerio  y el Sindicato Nacional de Trabajadores del Azúcar.
    Entre esos documentos siente preferencia por dos expedidos en fecha tan lejana como 1981 y que lo acreditan  como Vanguardia Nacional y  mejor jefe de área de generación de vapor en el central Perú, entonces Jobabo, antigua región de Las Tunas.
   “Lo que suceda en esa área del ingenio es vital para el resto del proceso industrial azucarero, porque de ahí depende la energía para la  fabricación del dulce”, acota haciendo alarde de su aún privilegiada memoria.  
    “Pasé mucho trabajo en el capitalismo, y corté caña hasta que me hice operador de calderas,  en los años 50 y transité por varios ingenios de Santiago de Cuba, y Guantánamo, en particular los Reynaldo (hoy perteneciente a la Cuna de la Revolución) y el Costa Rica”, subraya.
     En alusión a esta última fábrica guantanamera, ya desactivada, acota que fue siempre muy eficiente en el recobrado y el rendimiento cañero e industrial,  que para la provincia tiene un simbolismo muy grande,  “por haberse gestado allí el levantamiento armado del 30 de noviembre de 1956, en apoyo al desembarco del Granma”.
     “El que venía al frente de esa expedición y encabezó el Asalto al Moncada era Fidel, a quien dedico el voto del domingo pasado y el de hoy”, precisó.
     A pesar de que durante su larga estancia  en este planeta no ha requerido  espejuelos para leer la prensa  y distinguir los nombres de los candidatos en la boleta,  no es la visión ocular, sino la política, la que más llama la atención en Pablo Roberto, cuya avanzada edad y vertical amor a la Revolución, a su Patria y al Comandante en Jefe lo convierte en un ejemplo a imitar por las nuevas generaciones de cubanos.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refrescar