Cultivar papa podría ser más fácil en Cuba, afirma especialista


0330-papa.jpg

Matanzas, 4 dic (ACN) Cultivar papa sería más fácil en Cuba si el bloqueo económico y financiero de los Estados Unidos a la isla no existiera, aseveró Lázaro Bello, subdelegado agrícola en la provincia de Matanzas, territorio donde las formas productivas se enrolan ya en la campaña de siembra del tubérculo.

La contienda en la provincia comenzó el 19 de noviembre último para abarcar mil 440 hectáreas, 40 más que en la campaña precedente, hoy tenemos 250 hectáreas sembradas pero la llegada pendiente de los barcos con fertilizantes obligará a la espera y avanzaremos no al ritmo deseado en los próximos días, comentó Bello.

El bloqueo entorpece las gestiones, incide en la carencia de fertilizantes y combustible, en otros años en fechas similares ya teníamos más del 80 por ciento del paquete de productos químicos necesarios para garantizar el éxito de la campaña, declaró.

Afirmó el subdelegado que la política norteamericana hacia la mayor de La Antillas obstaculiza el desarrollo de la isla, la insistencia en asfixiar la economía de Cuba en un contexto global lacerado por la pandemia de la enfermedad COVID-19 ratifica el carácter genocida del bloqueo.

Con semilla nacional de papa se sembrarán en la provincia de Matanzas 300 hectáreas y con semilla importada mil 140, en tierras de los municipios Jovellanos, Perico, Martí, Colón y Calimete, y entre las entidades con mayor responsabilidad se incluye la Unidad Básica de Producción Cooperativa El Sordo.

En cuanto al riego la situación más compleja está en los transformadores; de siete máquinas queda una por alistar, el resto ya se encuentran aptas para su uso, explicó el subdelegado de cultivos varios a la Agencia Cubana de Noticias.

A pesar de las limitaciones en los recursos, el capital humano no renuncia a la meta de cosechar unas 28 mil toneladas de papa, y lograr un rendimiento de 17 toneladas por hectárea en las áreas con semilla nacional y 22,5 en los campos sembrados con semilla importada, concluyó Bello.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar