Se inició en Guantánamo programa de diagnóstico y rehabilitación de calderas



Guantánamo, 25 oct (ACN) Tres grandes consumidores de energía de la provincia de Guantánamo se benefician de un programa de diagnóstico y rehabilitación de calderas, equipos esenciales en el funcionamiento de casi todas las empresas que requieren calor para cumplir su encargo industrial o social.

Las mejoras para alcanzar mayor eficiencia y disminuir el consumo de electricidad comenzaron por el Hospital General Docente Doctor Agostinho Neto, y se extenderán a la Empresa de Productos Lácteos y la Fábrica de Conservas Guaso, aseguró hoy Gustavo Fernández Salva, especialista de la Oficina Nacional para el Control del Uso Racional de la Energía (ONURE).

El también máster en Ciencias y Premio Nacional de las Ingenierías Mecánica, Eléctrica e Industrial, de la Unión Nacional de Arquitectos e Ingenieros de la Construcción, precisó a la Agencia Cubana de Noticias que de la confiabilidad, seguridad y eficiencia de las calderas depende en gran parte el funcionamiento de la entidad en que se encuentran.

Aclaró que por tal razón el personal del departamento de generación de vapor requiere la actualización constante del conocimiento de las técnicas y procedimientos para garantizar la estabilidad y seguridad en el suministro de vapor, con el menor impacto ambiental.

Y en el caso de estos centros estatales (los tres citados), reducir la décima parte del consumo de electricidad, el único producto imposible de almacenar y es obligado consumir en el instante en que se produce, acotó.

Especialistas guantanameros de la ONURE y de la Empresa de Calderas Alastor, en Guantánamo, que participarán en esas transformaciones técnicas y modernización, disponen para ese fin de un fondo otorgado por la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial y la Unión Europea.

Se beneficiarán en la etapa inicial de la colaboración las redes de transporte, tuberías de condensado, tanques, marmitas, lavandería, el sistema de aislamiento y las trampas de vapor, y en la segunda, todas las calderas del tríptico de instalaciones que consume, en conjunto, el 80 por ciento de la electricidad asignada al sector estatal en Guantánamo.

A la presente iniciativa energética la precedió en 2019 un extenso preámbulo de capacitación con expertos de México y Alemania, el cual incluyó la entrega de dispositivos de medición: analizadores de gases, registradores de caudal, equipos de termografía y termómetros.

Explicó también Fernández Salva que el programa, que busca optimizar la generación, transporte y uso del vapor, forma parte de un empeño mayor para que las entidades estén en condiciones de cumplir con la norma cubana ISO 50 001 sobre la eficiencia energética, de acuerdo con las demandas de ahorro del país.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar