Aumenta producción de semillas de hortalizas en centro científico cubano

La obtención de semillas de hortalizas a partir del mejoramiento genético, y su introducción en la producción, con lo cual sustituyen costosas importaciones de las que se emplean en los cultivos protegidos, es el principal logro del Instituto de Investigaciones Liliana Dimitrova, al cumplir 50 años de creado.

La Habana, 25 oct (ACN) La obtención de semillas de hortalizas a partir del mejoramiento genético, y su introducción en la producción, con lo cual sustituyen costosas importaciones de las que se emplean en los cultivos protegidos, es el principal logro del Instituto de Investigaciones Liliana Dimitrova, al cumplir 50 años de creado.

Alicia Fernández Miranda, directora de la institución considera que es trascendental la creación de alrededor de 40 variedades de hortalizas, granos y fibras que se emplean en la producción de alimentos, fundamentalmente.

A ello suma el desarrollo de tecnologías para los cultivos hortícolas que han introducido en la práctica, algo común en el quehacer de los investigadores y especialistas de la Liliana, como se le conoce popularmente, que no ha tenido dificultades para llevar al campo los logros de sus estudios.

El Instituto de Investigaciones Hortícolas Liliana Dimitrova, de Quivicán, que este 22 de noviembre celebrará medio siglo de fundado, enfoca sus derroteros a la ciencia, la tecnología y la innovación vinculados a las cadenas productivas de hortalizas, fibras, flores y plantas de condimentos.

“La esencia del instituto es generar conocimientos, tecnologías, productos y servicios partiendo de proyectos y programas de investigación que se corresponden con las demandas y necesidades de los productores”, resumió Alicia Fernández.

La directora del instituto consideró que la obtención de materiales híbridos –otro mérito del instituto- exige una gran consagración, sistematicidad y perseverancia de los especialistas, pues se logra colocando cuidadosamente el polen de una planta en otra.

“Todavía no se producen todos los híbridos que demanda la horticultura, por lo que debemos elevar la productividad con los recursos disponibles para contribuir más cada día a la sustitución de importaciones.

“Contamos además, con un proyecto de mejoramiento genético del tomate con preferencia para consumo fresco e industria, que pretende cubrir la demanda de la producción nacional, con la consiguiente reducción de los costos de importación de las simientes (30 mil dólares por kilogramo).

Otro propósito de la Liliana es el montaje y puesta en marcha de una planta piloto para la elaboración de condimentos secos, cuyos equipos se encuentran en la institución, lo que generará financiamientos que se emplearán en la capitalización de los procesos de investigación-desarrollo, comentó Alicia.

Lea también: Anuncia ONAT nuevas disposiciones para sus contribuyentes

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar