Un turismo mucho más responsable, premisa de cara a reapertura del sector


Luego de varias semanas con uno de los escenarios epidemiológicos más difíciles de la provincia de Sancti Spíritus, Trinidad comienza a revertir poco a poco el panorama causado por la COVID-19, un giro en el que es vital la responsabilidad de la población y también el estricto cumplimiento de los protocolos.

Sancti Spíritus, 23 oct (ACN) Sin dejar de auscultar día tras día la evolución de la pandemia de la COVID-19 en la provincia de Sancti Spíritus, este territorio sigue poniendo a punto sus instalaciones turísticas para la apertura gradual del sector en Cuba, un paso en el que será determinante el apego estricto a los protocolos sanitarios.

De acuerdo con Reiner Rendón, delegado del Ministerio del Turismo (MINTUR) en esta región, aunque todas las estadísticas indican que la tendencia es a la disminución de los casos positivos al SARS-CoV-2, la reanudación total de las actividades depende también aquí de la situación epidemiológica, pues Sancti Spíritus figura entre las demarcaciones con más diagnosticados diariamente en la Isla.

En declaraciones a la ACN, el directivo explicó que de conjunto con Salud Pública por estos días tiene lugar una profunda capacitación con todos los centros estatales y luego, con el sector privado, para certificarlos con la condición de Turismo Más Higiénico y Seguro y que puedan dominar bien las medidas a implementar en los diferentes servicios.

Considerado por muchos visitantes como una de las plazas fuertes del país para el turismo de naturaleza o el histórico-cultural, por ejemplo, el polo espirituano sobresale por la belleza y conservación de ciudades como Sancti Spíritus y Trinidad –esta última declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad junto al Valle de los Ingenios-, y por la variedad y exclusividad de sus paisajes y sus playas del litoral sur.

Leer más:

Conocedor a fondo de las potencialidades y las características del sector en este territorio, Rendón prefiere hablar de un turismo mucho más responsable y de una incorporación progresiva de los hoteles y demás centros en dependencia del crecimiento de la demanda; ya hay sitios, detalló, donde se aprecia un marcado interés por parte de los clientes.

Y mientras entre los numerosos dueños de hostales, cafeterías y restaurantes, localizados en su mayoría en la ciudad museo del Caribe, unos aguardan con ansias la anunciada apertura del 15 de noviembre; otros, prefieren esperar por el comportamiento de una enfermedad que hasta hace muy pocos días mantuvo “en jaque” a la sureña localidad.

Conscientes de la importancia de una actividad sobre la que gira la vida económica de un alto porcentaje de trinitarios, en lo que sí coinciden muchos cuentapropistas y otras personas vinculadas al ramo es en que, a lo dispuesto por las autoridades sanitarias, habrá que agregarle cuantas medidas sean necesarias hacia el interior de los negocios particulares y los inmuebles estatales.

Según ha declarado anteriormente el propio delegado del MINTUR, al enfrentamiento al SARS-CoV-2 –incluso en la llamada zona roja-, los trabajadores del sector han sumado en estos meses la reparación de las instalaciones y la continuación de inversiones cardinales como la construcción del Hotel Meliá Trinidad Playa y la ampliación del Iberostar, hasta ahora único cinco estrellas en esta región central.

La recuperación de habitaciones fuera de orden, sobre todo en el emblemático hotel Ancón, con varias décadas de explotación, la modernización de los equipos de frío y del resto de los sistemas tecnológicos, la sustitución del mobiliario y de parte de la carpintería y la intervención de las áreas exteriores, cocinas y jardinería se cuentan entre las acciones emprendidas en toda la demarcación.

A ello se une lo llevado a cabo por la Empresa Flora y Fauna Sancti Spíritus, con un peso importante en lugares muy atractivos para la práctica del turismo de naturaleza como Rancho Querete y Los Álamos, en Yaguajay, y la casa haciendo El Abanico, uno de los inmuebles localizados en el Valle de los Ingenios y que hoy es sometido a un proceso de restauración para devolverle el esplendor de antaño.

Pese a la amplia dispersión del nuevo coronavirus en este territorio y de la situación provocada por el recrudecido bloqueo de Estados Unidos contra el país caribeño, entre las inversiones que han recibido un impulso destaca la ampliación del Iberostar Grand Hotel Trinidad, una auténtica joya turística que podrá añadir otras 26 habitaciones a las ya existentes y el montaje de una nueva piscina.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar