Vaticinan crecimiento moderado de solo 2% para la economía cubana este año (+Fotos)

1014-cuba.jpg

La Habana, 14 oct (ACN) La economía cubana cerrará en el 2021 con un crecimiento moderado de solo un 2%, debido al impacto de la epidemia, de la crisis mundial y de un arreciado bloqueo norteamericano; sin embargo, nos sentimos optimistas para un venidero año con buenos resultados, afirmó hoy el vice primer ministro Alejandro Gil Fernández.

En conferencia de prensa en esta capital, el también titular de Economía y Planificación subrayó que era lógico o de esperar tal resultado cuando se valora cuán complejo y tenso ha sido el escenario, caracterizado por una paralización de gran parte de las actividades del país, entre ellas, las de sectores vitales como el turismo.

Explicó que sin caer en una falsa expectativa, la mayor de las Antillas entra ahora en una etapa gradual de su recuperación económica acompañada por el avance en el combate a la COVID-19 y la vacunación de la población, y la continuidad de las medidas aprobadas en aras de lograr la ansiada transformación de la economía, de sus actores, de mejorar la calidad de vida de los cubanos.

1014-cuba1.jpg

Recordó que en el 2020 el Producto Interno Bruto se contrajo en casi un 11%, y en el 2021 la situación ha sido bien difícil, evidenciado por ejemplo en las pérdidas de unos 500 millones de dólares en relación con el año anterior en materia de ingresos, por lo cual insistió en que estos últimos meses son para crear condiciones hacia el necesario despegue.

Subrayó que con vistas a la paulatina recuperación del país se requiere transitar por abrir determinados servicios, la reapertura del turismo a partir del 15 de noviembre y la concreción de un grupo de medidas, ya aprobadas, como parte de la Estrategia económica y social dirigida a enfrentar la epidemia y la crisis mundial, además de seguir desarrollándonos.

Lea aquí: Economía cubana en entorno excepcional en los primeros meses de 2021 (+Fotos)

El vice primer ministro manifestó que el actual año se ha caracterizado no solo por sus restricciones sino también por las transformaciones en marcha, entre estas, el perfeccionamiento de los actores económicos, la creación de las Micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) tanto privadas como estatales, y de nuevas Cooperativas no agropecuarias (CNA), cuyas cifras van en aumento.

Al respecto aclaró que no tenemos metas ni líneas en cuanto a la cantidad que surjan, pues son figuras que llegan a la economía a jugar un papel importante, en igualdad de condiciones de la empresa estatal socialista, aunque ésta será siendo la principal protagonista por el peso de su responsabilidad en la producción de bienes y servicios.

También abrimos el espectro de los proyectos, hemos estado buscando solución a múltiples problemas, en medio de este proceso de constitución de las Mipymes, de las CNA y de transformación del trabajo por cuenta propia, con la mayor agilidad, calidad y transparencia posibles, lo cual demuestra que la economía cubana ha estado en permanente movimiento.

1014-cuba2.jpg

Estamos abiertos a todos los emprendimientos o negocios posibles, siempre y cuando cumplan los requisitos exigidos, dijo el alto funcionario, además de subrayar que de esta manera se están dando pasos en la diversificación del tejido económico.

Gil Fernández mencionó algunas de las medidas que permiten al empresariado cubano actuar con mayor autonomía y flexibilidad, como es el pago a sus trabajadores sin necesidad de recurrir a la escala salarial, en lo cual ya hoy hay más de 60 entidades que lo logran y la aspiración es incrementar la cifra.

Manifestó cómo a diferencia de lo que ocurre en el mundo, en que las Mipymes son privadas, en Cuba se crearon las cuatro primeras del sector estatal, una de ellas dedicada a la actividad de Comercio Exterior.

Más adelante recordó que en medio de la situación excepcional que transita el país a consecuencia de la epidemia, de falta de liquidez, el bloqueo está ahí con las 243 medidas que lo recrudecen y sin moverse un milímetro, como parte de la política estadounidense de destruir la Revolución cubana, lo cual no van a lograr, aseguró.

Señaló como prioridades dentro de la etapa de recuperación gradual el enfrentamiento a la inflación, la sostenibilidad del sistema electroenergético nacional pese a apagones que se ha procurado afecten lo menos posible a la población, y la atención a los grupos vulnerables, a los barrios con serios problemas sociales.

Sobre esta última tarea Gil Fernández explicó que la política de la Revolución ha sido no excluir a nadie, por lo cual no resulta extraño que de enero a septiembre hayan surgido 200 mil empleos, incluso cerca de tres mil salidos de las Mipymes y CNA, la manera más eficaz de sacar a las personas de la condición de vulnerabilidad.

Adelantó que se trabaja en el diseño del Plan del venidero año, en que comienza la segunda etapa (2022-2026) del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta el 2030, en tanto en lo que queda del 2021 se crean las condiciones con vistas al necesario despegue, entre ellas, crecer en las ofertas de bienes y servicios a partir del aprovechamiento de los recursos propios del país, de su capacidad, de su talento humano.

En tal sentido el vice primer ministro expresó que esa será también la principal vía para enfrentar la inflación, junto con la responsabilidad social, al considerar la urgencia de que la población y las organizaciones combatan a quienes se aprovechan de las carencias de alimentos, medicamentos y otros bienes para revenderlos y enriquecerse con precios abusivos.

Consideró que si bien la inflación tiene su explicación técnica, en esa subida desproporcionada de los precios amén de que aumenten los salarios o ingresos de las personas, también desde lo ético y moral, desde la denuncia y enfrentamiento a los coleros, revendedores o especuladores puede contribuirse a su disminución.

Pero no podemos caerle atrás a estas actitudes y dejar a un lado las prioridades, subrayó al profundizar que la inflación no se puede combatir poniendo en circulación mayor cantidad de dinero, de liquidez en manos de la población, sino con la producción de más bienes y servicios.

A una pregunta de la prensa Gil Fernández explicó que, atendiendo a la implementación desde el primero de enero del 2021 de la Tarea Ordenamiento, que contempla la eliminación de la dualidad monetaria y cambiaria, aun no se puede saber el nivel de ese fenómeno en el país, o hacer una medición técnica, pues no siempre los registros oficiales recogen los precios de la economía informal o del mercado ilegal, que este año son bastante altos.

Aclaró que es propósito del Estado que todo actor económico, sea estatal o privado, quienes lo integren, a partir de un trabajo digno, bien remunerado por el aporte que hagan a la sociedad, encuentren en Cuba sus proyectos de vida, sea en una escuela, en un hospital, en servicios comunales o en cualquier otra actividad.

De los 200 mil empleos creados de enero a septiembre, el 35% lo ocupan jóvenes, menores de 35 años, y el 36% mujeres, que estaban desempleadas, dijo para más adelante reiterar que estamos comprometidos con nuestra juventud, con los grupos vulnerables.

A otra pregunta de los reporteros precisó que no se llegará a los 2,2 millones de visitantes previstos en el turismo, apenas a 300 mil, por lo que en esta etapa de temporada alta se crearán las condiciones para alcanzar en el 2022 esa meta.

Finalmente el vice primer ministro adelantó que la economía cubana espera cerrar este año con solo un 2% de crecimiento, por tanto, moderado, y así lo había vaticinado la Comisión Económica para América Latina, la CELAP, atendiendo al impacto de la epidemia, de la crisis económica mundial y del bloqueo norteamericano.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar