Resaltan papel del Instituto Nacional de Ordenamiento Territorial y Urbanismo


Resaltan papel del Instituto Nacional de Ordenamiento Territorial y Urbanismo

La Habana, 22 sep (ACN) El nuevo Instituto Nacional de Ordenamiento Territorial y Urbanismo constituye un paso de avance en la planificación de ciudades y territorios y su conversión en espacios que combinen modernidad, tradición y el respeto al medio ambiente.

Anelis María Marichal González, directora general de Ordenamiento Territorial y Urbanismo del extinto Instituto de Planificación Física (IPF), dijo hoy en la Mesa Redonda que con la estructura que nace se espera mayor participación ciudadana en el ordenamiento urbano y territorial.

Detalló que son tres las metas del Instituto, la primera es elevar la jerarquía del sistema de planes de ordenamiento territorial y urbano, en aras de reforzar los instrumentos a nivel municipal.

Las delegaciones provinciales y direcciones municipales de Ordenamiento Territorial y Urbanismo se organizan verticalmente en toda la nación, subordinadas al Instituto Nacional, y son independientes de todo órgano local.

Pese a ello, corresponde a los gobiernos conducir los planes de ordenamiento territorial e integrar a la ciudadanía en el proceso, agregó la funcionaria.

Opinó que otro desafío es la digitalización de los servicios a la población, un indicador en el que se avanza de manera paulatina con la integración a la plataforma web Bienestar.

Mejorar los sistemas de control e inspección es otra de las metas propuestas, y al decir de Marichal González también se atiende la capitación de los recursos humanos con la creación de dos escuelas filiales (en Villa Clara y Holguín) a la ubicada en La Habana.

Lea más:

El General de División Samuel Carlos Rodiles Planas, presidente del IPF, precisó que el país cuenta con un esquema de ordenamiento territorial y urbanismo que articula el cumplimiento de los compromisos con la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible.

El decreto-ley 42 del Consejo de Estado dispuso la creación del Instituto Nacional de Ordenamiento Territorial y Urbanismo, cuya misión es proponer la política del Estado y del Gobierno en materia de ordenamiento territorial y urbanismo, su gestión, los aspectos de diseño y la arquitectura, relacionado con el urbanismo y el catastro.

Con la normativa se estableció que los recursos humanos, materiales y financieros asignados al extinto IPF y sus direcciones municipales y provinciales, se traspasan al nuevo órgano.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar