Comienza campaña de frío de cultivos varios en La Habana

0904-campaña-frío.jpg

La Habana, 4 sep (ACN) La campaña agrícola 2021-2022 comenzó en La Habana, con el propósito de lograr la más grande de la historia, para lo cual sembrarán 14 mil 263 hectáreas, a partir de la diversificación de cultivos y formas de producción.

Esmeregildo Martínez Gámez, delegado de la Agricultura en la capital, dijo a la ACN que son 800 hectáreas más que las plantadas en la campaña precedente, evaluada como la mayor hasta ese momento.

“En medio de las limitaciones derivadas del bloqueo de Estados Unidos, de la pandemia y del esfuerzo que estamos haciendo en la recuperación del municipio de Diez de Octubre, hay una voluntad de los productores por aumentar las cosechas y los aportes a la alimentación de la capital”.

“Del total de áreas, 2 mil 283 hectáreas se destinarán a la producción de viandas, cumpliendo una orientación del Presidente de la República, de sembrar plátano y yuca como cultivos estratégicos”, aunque reconoció que todos son importantes en la alimentación del pueblo.

“A La Habana corresponde abastecerse de hortalizas, por ello se cultivarán 9 mil 686 hectáreas de diferentes especies, entre las que se encuentran condimentos y plantas medicinales; otras mil 800 de granos y 431 de frutales”, resumió el delegado.

Para alcanzar resultados favorables en este programa se requiere poner las 40 casas de posturas disponibles al máximo de su capacidad productiva y hacer tempranamente los semilleros, aplicando la ciencia y la tecnología que garanticen las posturas de calidad necesarias y a tiempo en cada área, según la estrategia de los cultivos, destacó.

En la etapa deberá concluir el montaje de 200 casas rústicas (134 ya están terminadas) para el cultivo de tomate, pimiento y pepino. Habrá garantía de nailon para los techos y la madera está en la provincia, lo que debe complementarse con la aplicación de las indicaciones técnicas para lograr más rendimientos, indicó.

Otras de las estrategias que aplicará la agricultura serán el intercalamiento de cultivos en plantaciones de frutales y jóvenes platanales, las siembras de especies de ciclo corto, que redundan en mayor aprovechamiento de la tierra, así como la recuperación de las 61 hectáreas de los mega organopónicos de la capital.

El delegado de la Agricultura instó a aprovechar el potencial agrícola que hay en los centros de trabajo, en las escuelas, en los hospitales y tiene que explotarse para que el pueblo participe en la producción de alimentos. “Los habaneros no nos miden por el área sembrada ni el esfuerzo que hagamos, sino por la comida que pongamos en los mercados, por la que llegue a sus mesas”.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar