Disminuye en Sancti Spíritus consumo de electricidad

0303-electricidad.jpg

Sancti Spíritus, 3 mar (ACN) Desde la puesta en vigor de la nueva tarifa eléctrica el pasado primero de enero, en correspondencia con el ordenamiento monetario y cambiario realizado en Cuba, en la provincia de Sancti Spíritus ha disminuido el consumo de este servicio.

El ingeniero Yoanny Acosta Solenzar, director general de la Empresa Eléctrica en el territorio, dijo a la ACN que en los dos primeros meses del presente año se registró una reducción del 10,7 por ciento del consumo en relación con el computado en igual período del 2020.

Para ilustrar su afirmación, el directivo acotó que en febrero ese descenso tuvo impacto positivo al no utilizarse más de dos mil 800 toneladas del diesel que se importa para la generación eléctrica, con lo cual, aseveró, se han ahorrado casi dos millones de pesos.

Darío Peña Cuenca, director Comercial en la entidad espirituana, sostuvo que en los 28 días del pasado mes el consumo se enmarcó en el programa concebido para esa etapa y el ahorro llegó a los ocho municipios de la demarcación, siendo el sector residencial el que más beneficio aportó, y sobre el que recae alrededor del 70 por ciento del consumo eléctrico de la provincia.

Hasta el 31 de diciembre último Sancti Spíritus venía creciendo con un promedio, anualmente, de cinco o seis por ciento en el consumo, por lo que la reducción en enero y febrero del 2020 ha revertido considerablemente el gasto eléctrico.

Según especialistas del sistema electroenergético este logro se debe, además de la incidencia del aumento de la tarifa, a medidas en las que se venía haciendo énfasis en los últimos años, entre ellas el desplazamiento de actividades en el sector estatal hacia otros momentos que difirieran del llamado horario pico (de 11:00 am a 1:00 pm y de 6:00 de la tarde a 10:00 de la noche).

También ha favorecido al etapa invernal, en la que tradicionalmente existe menor consumo, y no se puede soslayar la compleja situación epidemiológica creada por la COVID-19, que ha obligado a suspender muchas actividades tanto en el sector estatal como en el denominado cuentapropista, y tanto es así en este último que los aproximadamente cuatro mil clientes de este gastaban, mensualmente, más de 500 kW/h y ahora esa cifra se ha reducido a unos 700.

Bárbara Echevarría Rumbaut, cliente del sector residencial, expresó que ella ha venido adoptando medidas para ahorrar electricidad, entre las que destacó juntar la mayor cantidad de ropa para lavar y planchar, y evitar abrir el refrigerador con frecuencia, por lo que congela pomos de agua, los saca y mantiene agua fría durante gran parte del día.

Yo soy celosa ante las luces que pudieran quedar encendidas en mi casa, al igual que los ventiladores, eso me nace, no solo por el ahorro, sino porque me molesta ese gasto innecesario, agregó la ama de casa.

Los directivos del sistema eléctrico están conscientes de que el incremento de las tarifas ha incentivado a algunos a cometer fraudes, pero laboran en aras de intensificar las acciones de inspección, y para ello capacitan al cuerpo de inspectores que ya tiene su plantilla completa en el territorio.

En el país hubo que incrementar la tarifa eléctrica porque su costo es muy alto, y aunque una parte del precio que pagan los clientes se subsidia por el Estado, a este le resulta imposible asumirlo todo.

De acuerdo con informaciones ofrecidas por especialistas en la materia, en la generación eléctrica solo se emplea el 49,9 por ciento de crudo y gas acompañante de producción nacional, el resto del combustible hay que importado, al igual que más del 90 por ciento de los insumos que se utilizan en las plantas y unidades generadoras, de ahí el alto costo en esta actividad tan importante en la vida moderna.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar