Empresa Eléctrica de La Habana frente a la recuperación

La Habana, 2 nov (ACN) Tras casi ocho meses de enfrentamiento a la COVID-19 en el país, la Empresa Eléctrica de La Habana trabaja en la eliminación y actualización de procesos pendientes con los clientes, mientras persiste en sus principales acometidas técnicas, en aras de garantizar un mejor servicio, en busca de la excelencia., como saludo al aniversario 501 de la ciudad.


Una de sus actuales tareas en esa dirección es atender y tramitar las quejas e inquietudes acumuladas en el periodo, para lo cual aumentaron el número de operadoras y habilitaron una online a través del correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y los perfiles Empresa Eléctrica de La Habana y 18888 Eléctrica La Habana en Facebook y otras redes sociales, comentó a la prensa la ingeniera Sandy Medina Muñoz, directora de la Unión Empresarial de Base Centro Integral de Atención al Cliente.

Las inconformidades han ascendido en comparación a otros años, con mayor reiteración en lo relacionado a consumos e interrupciones del servicio y alumbrado público apagado, a raíz del tiempo que permanecieron cerradas las oficinas comerciales y las unidades empresariales de base como parte de las medidas de enfrentamiento a la pandemia, explicó Medina Muñoz.

Existen en la provincia unas 75 mil luminarias, pero la falta de recursos a nivel nacional para la reparación y mantenimiento hace que la empresa solo esté en condiciones de mantener en óptimo estado las de las grandes avenidas, mientras maneja convenios a largo plazo para desplegar planes de revitalización general a partir del segundo semestre de 2021, con financiamiento extranjero.


Otra de las metas de la entidad es alcanzar mayor solución en menos tiempo para los casos pendientes de resarcimiento, amparados en la Resolución 173/2018 del daño a la propiedad, en beneficio de quienes sufren pérdidas materiales por irregularidades en el servicio eléctrico.

En lo que va de año se han indemnizado 720 equipos, especificó Mario Castillo Salas, director general de la empresa.
Además, se suman como objetivos medulares ponerse al día en cuanto a los compromisos de nuevos servicios solicitados a la entidad e impulsar un grupo de acciones para mejorar los indicadores de calidad.

Entre ellas se contempla sostener la estabilidad del voltaje, maximizar el uso de las nuevas tecnologías para el análisis de las causas de las interrupciones en función de reducir la cantidad y su duración, mejorar la gestión de la guardia eléctrica en la atención a las quejas y exigir la habilitación de un carro de apoyo por parte de las Organizaciones Básicas Eléctricas (OBE) que tengan más de 10 quejas.

Uno de los programas orientados a minimizar daños por interrupciones y averías es la poda de árboles, impulsado por el Consejo de Defensa Provincial tras el paso de la tormenta tropical Laura, con la creación de brigadas mixtas, gracias a lo cual fue posible podar mil 676 árboles de un plan de mil 500 y declarar 11 circuitos libres de poda, comentó Castillo Salas.


Existen alrededor de 80 mil árboles debajo de las líneas eléctricas en la ciudad, donde el 40 por ciento de las interrupciones del servicio en tiempos normales están relacionados a caídas de ramas, y ante el advenimiento de fenómenos atmosféricos esa relación sobrepasa el 90 por ciento.


Los municipios más complejos en ese sentido son Playa y Plaza de la Revolución, los cuales presentan arbolados muy envejecidos y sin una correcta planificación.

El director general de la empresa informó que debido a la imposibilidad de emprender grandes planes inversionistas, la empresa se concentra en el diagnóstico y mantenimiento de las redes, actividades que no requieren una alta cobertura presupuestaria, mientras trabajan en garantizar el suministro a los principales centros impulsores del desarrollo y los servicios básicos en la ciudad.

La Empresa Eléctrica de La Habana también promueve acciones para fomentar el ahorro de energía en sus 843 mil 061 clientes, los cuales consumen el 30 por ciento de la energía eléctrica del país, siendo Playa, Plaza de la Revolución, Centro Habana y La Habana Vieja, los territorios de mayor incidencia.

Fueron detectadas las 40 familias más consumidoras de la ciudad y con ellas trabaja la Federación de Mujeres Cubanas para su concientización y sensibilización, mientras en el sector estatal la responsabilidad del ahorro recae sobre los directivos y ya se han realizado 162 cortes, se identificaron los focos de mayor consumo por municipios y se realizan visitas periódicamente por funcionarios de la Oficina Nacional para el Uso Racional de la Energía (Onure) y representantes de la Central de Trabajadores de Cuba.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar