All for Joomla The Word of Web Design

Agricultura villaclareña por la innovación tecnológica

0709-innovacion-tecnologica2.jpg


Ranchuelo, Villa Clara 7 sep (ACN) Con el objetivo de impulsar el desarrollo de la agricultura cubana, la Estación Territorial de Investigación de la Caña de Azúcar (Etica Centro) –ubicada en la autopista nacional a 246 kilómetros de La Habana– fomenta la innovación tecnológica, mediante la implementación de 32 proyectos en este 2020.

La entidad –adscrita al Instituto Nacional de Investigaciones de la Caña de Azúcar– se enfoca actualmente en la obtención de variedades más resistentes, el mejoramiento genético, conservación de suelos, riego y fertilización, y biotecnología, por solo mencionar algunas, declaró a la ACN Osmany Aday Díaz, subdirector de Investigación e Innovación Tecnológica en la instalación.

Agregó que para la ejecución de los proyectos investigativos, la institución cuenta con un presupuesto cercano al millón de pesos, así como con el apoyo de diferentes centros científicos y académicos del país, integración que posibilita la interdisciplinariedad y el uso eficiente de equipos disponibles en Cuba.

Uno de los retos que asume la Etica en medio de la actual escasez de insumos agrícolas –explicó Emma Pineda Ruiz, especialista en agroquímica– deviene el empleo de medios naturales (como la vinaza) en la fertilización de la gramínea y otros cultivos, una iniciativa que ha permitido sustituir importaciones y ahorrar más de medio millón de dólares al país.

Irenaldo Delgado Mora, director general de la instalación, destacó también una tesis recién concluida (la segunda mejor de las ciencias agrícolas en la Isla) que demuestra la capacidad de fenoles obtenidos de vitroplantas cañeras para actuar como bioestimulantes y activadores de defensas, lo que ha duplicado producciones de frijol y otros cultivos.

El directivo destacó, además, la marcada intención por completar los ciclos de estudio con la capacitación a los productores, una tarea que se materializa mediante la asistencia técnica de la institución: servicios fitosanitarios, de variedad y semilla, control de malezas y fertilizantes, entre otros.

Según Rafael Gómez Kosky, jefe del grupo de Biotecnología, en estos momentos se trabaja en el empleo de nano partículas de plata y aluminio para la protección de los medios de cultivo ante bacterias y para mejorar la calidad de las plantas; además, del uso de nano partículas de óxido de hierro para aumentar rendimientos en la siembra de frijol, maíz y soya.

La agricultura de precisión –acotó Rafael Más Martínez, especialista de suelo– resulta otro de los noveles aportes de la sede científica, pues mediante el uso de drones se interpretan imágenes satelitales para determinar problemas nutricionales de la caña como la carencia de nitrógeno, fósforo, potasio o excesiva salinidad.

La Estación Territorial de Investigación de la Caña de Azúcar, fundada el 5 de septiembre de 1984, cuenta actualmente con 12 investigadores (cuatro titulares, siete auxiliares y uno agregado) y ha obtenido en los últimos cinco años 20 premios, tanto provinciales como nacionales, al resultado científico y de Innovación Tecnológica.

0709-innovacion-tecnologica1.jpg

Como mecanismos para paliar la escasez de abonos importados, la Etica fomenta el empleo de residuos naturales como cachaza, ceniza, compost, mezcla de compost con zeolita y, más reciente, el uso de la vinaza (un desecho de aparente inutilidad pero muy efectivo en la fertilización agrícola), explicó Emma Pineda Ruiz, fundadora especialista en suelo y agroquímica.

Rafael Gómez Kosky, jefe del grupo de Biotecnología, apuntó que la biofábrica de la Etica (única con que cuenta el grupo azucarero AzCuba) diversifica sus producciones con vitroplantas de plátano, malanga, piña y plantas proteicas (morera, cratylia y tithonia), estas últimas dirigidas al engorde animal.

En la actualidad, los estudios de mejoramiento genético han trabajado con 600 13 mil posturas de caña, de las que se han obtenido, en períodos de hasta 15 años, 14 cultivares propios; aunque la entidad también fomenta el empleo de 12 cultivares provenientes de otras instituciones pero estudiadas en la Etica, destacó el especialista y fundador Félix René Díaz Mujica.

Hoy el 77 por ciento de las tierras destinadas a la siembra de caña en Villa Clara (94 mil hectáreas) están plantadas con variedades propuestas por este programa, que exhibe solo un ocho por ciento de afectación por plagas y enfermedades, a partir de procesos de optimización efectiva de los cultivares propuestos.

La Estación Territorial de Investigación de la Caña de Azúcar, fundada el 5 de septiembre de 1984, posee la biblioteca nacional del Instituto Nacional de Investigaciones de la Caña de Azúcar (órgano rector de la Etica) y el Centro de Referencia de Suelos (único en Cuba y el más grande de Latinoamérica), donde se conservan, mediante monolitos, todos los tipos de superficies para siembra de la gramínea en el país.

Con 172 trabajadores y 200 hectáreas de tierra a disposición de la ciencia y la producción de alimentos, la estación se enfoca en nuevos y necesarios resultados para desarrollar la agricultura cubana, siempre en interrelación con otros polos científicos de La Habana (centros de Ingeniería Genética y Biotecnología, de Inmunoensayos y de Biopreparados), Cienfuegos (Universidad Carlos Rafael Rodríguez), Villa Clara (Universidad Central Marta Abreu de Las Villas, y los institutos de Biotecnología de las Plantas y de Investigaciones de Viandas Tropicales) y otras regiones.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar