All for Joomla The Word of Web Design

Potencia Villa Clara autoabastecimiento local de alimentos

0609-empresa-pecuaria.jpg


Santa Clara, 6 sep (ACN) La Empresa Pecuaria La Vitrina (EPV) –ubicada en el municipio de Manicaragua y a 293 kilómetros de La Habana– resulta uno de los más de 20 centros productores de alimentos de Villa Clara que satisface la demanda cárnica mensual exigida para el autoabastecimiento de todos sus trabajadores.

Con cerca de 10 módulos pecuarios de diverso tipo, la entidad logra acopiar –en un período promedio de 30 días– cinco kilogramos de masa proteica de origen animal para cada uno de sus casi cien empleados; meta exigida como parte del convenio colectivo de la sección sindical de la instalación.

Yosvany Martín Peña, subdelegado de la Agricultura en la provincia, declaró a la Agencia Cubana de Noticias que el programa para alcanzar la soberanía alimentaria a nivel de país apoya todas las formas de producción –tanto estatales como privadas– que prioricen la generación autorizada de comida.


Señaló que una de las experiencias válidas y pioneras en este sentido se concreta, precisamente, en la eficiencia del autoconsumo de la EPV, exponente meritorio del sector empresarial villaclareño que, además, sabe establecer fructíferas alianzas con los campesinos de la región.

Según Osmany Pérez García, director de La Vitrina, en la actualidad la entidad se enfoca a la diversificación y al crecimiento continuo –en millares– de aves de corral, ganado menor (ovino, porcino y caprino) y varias especies cunículas.

Como proyección a corto y mediano plazo, precisó, también se incursiona en la cría acelerada de peces en los estanques intramontanos del Escambray; una alternativa ya probada en reservorios artificiales de agua por cuentapropistas de Placetas y Camajuaní, y que reporta elevados volúmenes de carne saludable en cortos período de tiempo.


La clave del éxito –constata Osvaldo Contreras López, obrero de la EPV– consiste en garantizar fuentes naturales y sostenibles de alimento animal antes de iniciar la ampliación progresiva de los módulos pecuarios.


En la montaña, explicó, se aprovecha la siembra de quingrás y caña de azúcar, así como la paja seca de arroz y los desechos vegetales –desde la mata hasta el fruto– de la calabaza, la yuca, el boniato y otras viandas y hortalizas, para apresurar el engorde de las manadas.


Durante los últimos tiempos, cuando las dificultades materiales arrecian, recibir más de 10 libras de carne siempre se agradece porque aligera la carga económica del hogar; ahora lo que hace falta es que esto se mantenga, comentó Rosario Sánchez Aróstiga, esposa de uno de los campesinos contratados en la EPV.


Pérez García informó que –atendiendo a la cantidad de comida prevista hasta la fecha para chivos, carneros, cerdos y conejos– al menos por los próximos seis meses el acopio establecido debe mantenerse e, incluso, incrementarse porque la meta para 2021 es ampliar la venta a la familia conviviente de los trabajadores de la empresa y, más adelante, surtir mercados del municipio.


Desde su fundación el 15 de diciembre de 1976, la Empresa Pecuaria La Vitrina destaca por sus niveles de acopio de carne y leche para la industria.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar