All for Joomla The Word of Web Design

Asegura Villa Clara cosecha de café en la montaña

0309-cosecha-cafe.jpg


Santa Clara, 3 sep (ACN) La Empresa Agroforestal (EAF) de Jibacoa –comunidad montañosa ubicada en el municipio de Manicaragua y a 322 kilómetros de La Habana– garantiza, en alianza con productores locales, la cosecha de café destinado tanto para el consumo nacional como para la exportación.

A pesar de los embates de la tormenta tropical Laura en las plantaciones del Escambray, la afectación a los rendimientos de la temporada no presupone grandes estragos, puesto que más del 50 por ciento de la producción ya se encuentra en las plantas de despulpe para beneficio, declaró a la ACN Héctor Luís Torna Martínez, delegado provincial de la agricultura.

Aún hoy, aseguró, las más de mil 300 hectáreas cafetaleras de las lomas de la central geografía reportan casi el 10 por ciento del acopio del grano a nivel nacional.

Para finales del presente año, se prevé superar las 150 toneladas (t) del producto planificadas para 2020, ahora también con la contribución de una parte del excedente que los campesinos de la región destinan al autoconsumo, confirmó Pedro Blanco Méndez, máxima autoridad de la EAF.

Comentó, además, que ya quedaron bajo beneficio cerca de 90 t y se procesan otras 10 de la especie café cereza; mientras que todavía quedan pendientes alrededor de 80 t, dentro de las que destaca la variedad arábica, altamente cotizada en el mercado internacional.

Aunque para la actual temporada se esperaba un aumento del 10 por ciento en relación con los resultados de 2019, el directivo explicó que en los sembrados de La Herradura, Arroyo Bermejo, Jibacoa, Veguitas, Boquerones y Güinía de Miranda los daños asociados a Laura presuponen una pérdida estimada en casi 15 toneladas de café maduro.

Hasta la fecha –precisó Benito Fuentes Marrero, representante de la Cooperativa de Crédito y Servicio Ignacio Pérez Ríos emplazada en la zona montañosa– se han restituido más de 200 hectáreas de cafeto afectadas por los vientos y la caída de árboles sobre los cultivos.

En las próximas semanas, constató, se reforzarán las labores de limpieza y recuperación de los plantíos, así como la reposición y siembra de nuevos cafetos, con el objetivo de mantener y disparar volúmenes productivos en el futuro.

Desde el asesoramiento científico, la Estación Experimental Agroforestal (EEAF) de Rincón Naranjo, con sede en la serranía, contribuye al desarrollo de la región y a la sustitución de importaciones, a partir del uso eficiente de biofertilizantes, bioplaguicidas y germinales de alta calidad como los cafetos Robusta (especialmente resistente a plagas de diverso tipo y a climas adversos) y Lafernó, oriunda del territorio, puntualizó Ciro Sánchez Esmori, director de la entidad.

Durante el verano, informó, se avanzó en la edificación de un nuevo laboratorio para la ejecución de pruebas de rendimiento industrial, y la evaluación y conservación de semillas.

De igual forma, apuntó, el asesoramiento científico-comercial de la EAF también se extiende a zonas llanas de toda la provincia, dentro de las que destaca el encadenamiento productivo logrado en la Unidad Básica para la Producción Agropecuaria de Carrillo, la Cooperativa de Crédito y Servicio (CCS) Gustavo Rodríguez (ambas del municipio de Remedios) y la CCS Obdulio Morales de Santa Clara.

Amado Amador y Cosme Rodríguez –cafetaleros remediano y santaclareno, respectivamente–agradecen a los especialistas de la EEAF no solo la capacitación recibida para optimizar el fruto de las plantaciones, sino también el acceso a posturas mejoradas.

En una valoración más reposada del paso de Laura por el Escambray villaclareño, Torna Martínez reconoció el beneficio de las escasas lluvias hasta para los platanales, ligeramente afectados –aunque un poco más que los cafetales– por la fuerza de los vientos.

Blanco Méndez aclaró que la recogida de café programada para octubre venidero resultará decisiva para el cumplimiento del plan anual, por lo que se toman todas las medidas necesarias para garantizar el éxito de la cosecha tanto en el sector estatal como en el privado.

Desde el último quinquenio, el complejo agrícola de Jibacoa se inserta dentro del programa de autoabastecimiento municipal que no solo propone elevar volúmenes de mercancías exportables, sino también alcanzar un índice per cápita de 30 libras de viandas y cinco kilogramos de proteínas al mes.

 

 

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar