All for Joomla The Word of Web Design

Villa Clara por la reactivación de polos productivos (+Fotos)

 

1407-ALIMENTOS_2.jpg

Santa Clara 14 jul (ACN) Con el propósito de contribuir a la soberanía alimentaria del territorio, la Empresa Agropecuaria Valle del Yabú –ubicada al noroeste de la ciudad de Santa Clara– se enfoca en la recuperación de indicadores productivos que, durante más de 50 años, la han distinguido como uno de los mayores polos agrícolas de la provincia.

Norberto González Pedraza, director de la entidad, declaró a la prensa que actualmente se ejecuta un programa de desarrollo integral (PDI) que, en sus dos primeras etapas, comprende una inversión aproximada de 32 millones de pesos, dirigida a reactivar las más de dos mil cien hectáreas (ha) de tierra con que cuenta el centro.

Explicó que hasta la fecha se han puesto bajo riego 400 ha, lo que representa solo el 19 por ciento del total previsto a beneficiar mediante sistemas de aspersión hidráulica; mientras que para finales de 2020 otras 600 ha deben poder irrigarse también de forma artificial.

1407-ALIMENTOS_1.jpg

Una vez se concluya el PDI, deben duplicarse las más de 30 mil toneladas anuales de alimentos que, destinadas al consumo social, acopia el Valle del Yabú de conjunto con otras 25 formas productivas de la zona, aseguró Yosvany Martín Peña, subdelegado de la Agricultura en Villa Clara.

En la actualidad, señaló, se encuentran plantadas casi mil 500 ha y se alistan para siembra más de 300, pues se pretende poner a producir hasta el 85 por ciento de la superficie antes de que concluya el presente año.

Según González Pedraza, las parcelas sin cobertura de riego se destinan a productos de mayor estadía y resistencia a la seca como el plátano, los bananos y la yuca; mientras que en las zonas con mecanismo de irrigación se cosechan cultivos de ciclo corto: hortalizas de diferente tipo, papa y boniato.

1407-ALIMENTOS_3.jpg

Además, explicó que –en tiempos donde escasean los fertilizantes– a la producción de medios biológicos y biopreparados se suma la rotación de cultivos para aprovechar no solo los nutrientes minerales y orgánicos del terreno, sino también el potencial del abono químico que no absorba la planta y quede en el suelo.

Este proceso se utiliza de forma especial en el intercambio entre maíz y papa, para que el primero se beneficie de los desechos del segundo; sobre todo por la necesidad de elevar su rendimiento y, con ello sustituir importaciones por concepto de derivados de harina, aseguró.

Desde los últimos dos años, la Empresa Agropecuaria Valle del Yabú se empeña en diversificar producciones, pues ya cuenta con dos unidades empresariales de base dedicadas, respectivamente, a la fabricación de carbón vegetal y al procesamiento industrial de frutas.
 

 

 

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar