All for Joomla The Word of Web Design

Tierra vacía no da comida

1207-tierras-arroz.jpg


Santo Domingo, Villa Clara, 12 jul (ACN) El Instituto de Investigaciones de Viandas Tropicales (INIVIT) se encarga tradicionalmente de proveer la base científico-técnica a las principales cadenas productivas en la Isla, en lo que a raíces, rizomas, tubérculos, plátanos y bananos se refiere; enrolado en procesos cuyo principal objetivo es aumentar la producción de alimentos en Cuba.

Sergio Rodríguez Morales, director general de la entidad, conversa con la Agencia Cubana de Noticias sobre la pertinencia de aprovechar al máximo cada palmo de suelo, bajo la máxima de que tierra vacía no da comida y pone de ejemplo el caso de la malanga y las alternativas encontradas para mantener y aprovechar el área donde habitualmente se siembra.

Los suelos donde se planta la malanga tienden a tomar una cierta plasticidad por lo que periódicamente deben dejarse descansar, explica Rodríguez Morales. Antes, nosotros empleábamos así el barbecho, pero hoy nos hemos decantado por otra solución, expresó.

El barbecho se le llama a aquel terreno de labor que no se siembra durante cierto período de tiempo para que la tierra descanse o se regenere, favoreciendo la recuperación de los minerales que se pierden con el cultivo.

En las áreas de la malanga el INIVIT emplea ahora la rotación con arroz, así se favorece la conservación de los suelos y no se detienen las cadenas de producción en circunstancias donde la prioridad está en la obtención de comida.

El INIVIT cuenta con un banco de germoplasma con más de 300 variedades de malanga Colocasia y más de 200 de Xanthosoma que colocan al país en un escenario favorable para propagar este cultivar, poco atacado por plagas y enfermedades, resistente a huracanes y cuya mayor exigencia sería el riego.

A la vista, comenta Rodríguez Morales, es preciosa la imagen de la combinación arroz-malanga; y es digamos, un incentivo de buenas prácticas que pudiera extenderse en otros puntos de la geografía nacional.

 

 

 

 

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar