All for Joomla The Word of Web Design

Productores de materiales de la construcción vinculados mantuvieron entrega durante la Covid-19

 

1007-MATERIALES.jpg

Santiago de Cuba, 10 jul (ACN) Los productores de bloques y mosaicos de la zona Altos de Pancha, en esta ciudad, vinculados a la Empresa Provincial de Materiales de la Construcción (Epromac), mantuvieron sus entregas durante los meses más complejos de la Covid-19 en el territorio, dada la prioridad del programa de construcción de viviendas en el país.

Armando Pileta Ramírez, jefe de la brigada, dijo a la ACN, que los 13 asociados, en su mayoría jóvenes, se caracterizaron en esa etapa por la alta disposición de trabajar el tiempo necesario con la llegada de la materia prima asignada por Epromac.

De enero a junio, precisó, la fabricación de bloques osciló diariamente entre 900 y mil 100 unidades, aunque hubo jornadas que alcanzaron mil 500, en dependencia del aseguramiento de cemento, arena y granito, en tanto la de mosaicos fue de 20 metros.

En el semestre la entrega superó los 84 mil bloques y mil 418 metros cuadrados de mosaicos y en particular el segundo trimestre fue superior al primero, a pesar de la situación epidemiológica por el nuevo coronavirus, manifestó Pileta Ramírez.

Muy buena opinión y estima existe en el colectivo de la pareja de bloqueros formada por Jordanis Carnet y Carlos Alberto Massipe, ambos con discapacidad auditiva y muy productivos, ya que ha logrado una sincronización en todo el proceso de elaboración.

Igualmente ocurre con Julio César Caballero y sus hijos Andriel y Andry, muy laboriosos, serios y disciplinados, según reconoció el padre.

Este último se encarga de echar la mezcla en los moldes en manos de sus hijos, quienes lo rellenan, pasan la regla y de ahí vacían su contenido para el secado.

En la brigada vinculada de Alto de Pancha, que radica en Carretera de Punta Gorda Km 3, los ingresos personales al mes fluctúan entre 700 y 800 pesos, pudiendo ser más en algunos casos por sus altos rendimientos, y sus integrantes están satisfechos con esa cuantía.

Casi todos viven en barrios de los alrededores y cumplen una jornada de 6 y 30 de la mañana hasta el mediodía, aunque cuando hay suficientes materiales comienzan más temprano para que no castigue tanto el sol.

Cumplir con calidad las cifras pactadas con Epromac, sorteando las limitaciones de recursos, es la razón de ser de estos productores individuales de bloques y mosaicos, que saben que el pueblo espera por esos renglones para construir su vivienda o mejorarla y así elevar la calidad de vida.
 

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar