All for Joomla The Word of Web Design

Opinan arrendatarios sobre nuevas adecuaciones tributarias

2203-sector.jpg

Camagüey, 22 mar (ACN) Las adecuaciones tributarias al sector no estatal implementadas en Cuba ante la actual situación epidemiológica con el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, son oportunas y necesarias.

Julio Rodríguez, arrendatario de un hostal ubicado en el centro de esta ciudad, opinó así respecto a las nuevas medidas adoptadas con los servicios de las casas de renta, restaurantes –conocidos en Cuba como “paladares”- bares y cafeterías.

Aunque mi economía personal se verá afectada, dijo, valoró como más importante no recibir clientes del exterior para preservar así nuestra salud y la de quienes nos rodean, pues a pesar de redoblar las medidas higiénicas, estamos expuestos potencialmente al contagio aun si somos disciplinados.

Además, se refirió a que desde el comienzo de la pandemia en el país con la detección de los primeros casos, las cancelaciones de reservas fueron muchas, lo cual descompensó el equilibrio de los ingresos personales respecto a los gastos correspondientes al aseguramiento de la logística de ese tipo de negocio.

Ahora quedamos los trabajadores por cuenta propia protegidos, exentos del pago de nuestras responsabilidades tributarias, comentó, pero eso implica un mayor compromiso y disciplina de cumplir con ese deber cuando toda la situación se restablezca. 

Por su parte, Reinaldo Lazo, propietario de una paladar en esta urbe, opinó que la reducción de hasta un 50 por ciento en el aporte de las cuotas tributarias mensuales, y la consiguiente disminución en el pago de los restantes gravámenes deviene un paliativo ante su deber de pagar los impuestos.

En mi negocio recibimos mercados tanto nacionales como extranjeros, este último con notable disminución en las últimas semanas, lo cual ha incidido notablemente en las ganancias, y aunque mantengo mi estado fiscal al día, pagar los impuestos sin los ingresos necesarios implicaba una notable pérdida, y ahora existirá compensación.

De igual manera opinó Reina Clavero, propietaria de una pequeña cafetería a las afueras de la ciudad, quien además de mantener habitualmente una higiene impecable en su pequeño establecimiento, recibió muy bien la información.

Mis clientes son mayormente del barrio, mis ingresos no son tan altos pues esto es un oficio del día a día, explicó, sin embargo, que implementaran las nuevas medidas financieras es un alivio, pero a la vez implica un gran compromiso.

Esta Revolución es grande, afirmó emocionada, pero más grandes debemos ser nosotros y cumplirle, devolverle con creces su protección.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar