All for Joomla The Word of Web Design

Producen azúcar orgánica en Villa Clara

Central Carlos Baliño, antiguo Ulacia, en Santo Domingo, único en Cuba que fabrica  ese tipo de edulcorante no refinado. Foto: Ramón Barreras/Periódico Vanguardia

Santo Domingo, 20 dic (ACN) Unas cinco mil 700 toneladas de azúcar orgánica fabricarán los trabajadores del central Carlos Baliño, de Villa Clara, durante la zafra 2016-2017, producción que se corresponde con los convenios establecidos con los compradores.

Julio Cesar Finalet, director de esa industria azucarera, única en Cuba especializada en la producción ecológica, explicó a la prensa que para este año se prevén 45 días de zafra orgánica.

Esa entidad trabaja acorde con las cantidades contratadas por los comerciantes y desde el año anterior toda la producción está destinada a Europa, añadió.

Finalet comentó que el Carlos Baliño alterna la producción de azúcar convencional con la natural, por esa razón siempre inicia la cosecha con el crudo tradicional, luego limpian bien las máquinas y elaboran la ecológica, para retomar la generación del azúcar refino común, de alta calidad y también destinado a la exportación.

Reconoció que la elaboración de este tipo de azúcar es muy costosa porque la limpieza de la caña es manual y con tracción animal, es muy pura, de un grano fino y casi de color blanco, al final del proceso fabril se obtiene una miel orgánica.

Incluso, agregó Finalet, la pintura que se aplica en las áreas de producción es ecológica, porque los controles son muy rigurosos y detecta la violación más imperceptible.

En 1989 comenzaron los trabajos preparatorios de los cañaverales para la producción posterior de la azúcar orgánica, porque la tierra requirió de un proceso largo de desintoxicación, aseveró.

La primera zafra fue en el 2000-2001, en la cual produjeron cuatro mil toneladas, acotó.

Datos obtenidos en la Empresa Provincial Azucarera de Villa Clara refieren que los parámetros de calidad de esa producción lo controlan expertos de ECOCERT, firma alemana que certifica la calidad y las características del producto terminado.

En sustitución de los fertilizantes químicos se aplican los naturales, como estiércol, cachaza, abono verde, compost, humus de lombriz, aguas residuales y biofertilizantes.

Para el control biológico de plagas y enfermedades se crearon, en los años 90, los Centros Reproductores de Entomófagos y Entomopatógenos (CREE), donde se reproducen agentes biocontroladores.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar