All for Joomla The Word of Web Design

Manos arriba por el béisbol como Patrimonio Cultural cubano

Después de 150 años de presencia en Cuba, el béisbol crece más en el gusto de sus seguidores, porque es parte indisoluble de su idiosincrasia. Y cada día, se escucha con mayor agrado ese viejo slogan de que, con apenas unos días de nacidos, los niños de este verde archipiélago ya tienen un bate y una pelota dentro de su cuna.

Por eso, yo levanto mis dos manos para apoyar, una vez más, los trámites que realiza la actual directiva del béisbol en la Isla para que nuestro pasatiempo nacional sea declarado, de una vez por todas y por merecimiento y tradición propios, Patrimonio Cultural de la Nación.

Sí, porque en Cuba, béisbol resulta sinónimo de identificación de todo su pueblo. En cada esquina se habla de un batazo o una buena jugada defensiva vista o escuchada; los aficionados –que es decir casi toda la población-, sufren o gozan con una derrota o un triunfo del equipo de su provincia, y qué decir de la integración de un equipo para representar a Cuba en un evento internacional.

E incluso, he sido testigo de la motivación tanto de trabajadores como de estudiantes para emprender sus respectivas tareas, al otro día de efectuarse una jornada beisbolera. Si su equipo ganó, hay caras alegres y buen ánimo; de lo contrario, la tristeza llega a reflejarse en el rostro… y en la labor a la que se deben.

Todos hemos sido partícipes de conversaciones y solicitudes hechas para que llegara el esperado día en que el béisbol fuese llevado al pináculo como “propiedad” de la nación, por tantos y tantos años de formar parte de la idiosincrasia de los cubanos.

Se transita ahora por un proceso de elaboración del expediente que sustentará esta aspiración. Ya hubo un intercambio sobre el tema entre el ministro de Cultura, Alpidio Alonso, el historiador Félix Julio Alfonso y autoridades del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, explicó en conferencia de prensa Ernesto Reynoso, comisionado nacional de la disciplina.

Creo que estamos en condiciones de alcanzar estos sueños y seguir en el camino de mejorar nuestro principal pasatiempo deportivo, aseveró Reynoso, quien aludió también a la posibilidad de nombrar al estadio Latinoamericano como Monumento Nacional, debido a su impacto desde 1946 en la historia beisbolera de Cuba y la región.

Sin dudas, el Coloso del Cerro, pletórico de valores arquitectónicos y culturales, también es historia nacional, porque allí se han disputado disímiles eventos internacionales en los que la Antilla Mayor ha levantado el trofeo de equipo vencedor. El béisbol cubano es como su pueblo, capaz de imponerse en las más duras batallas.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar