All for Joomla The Word of Web Design

Estrellas de casa pactan segundas tablas en el Capablanca

Los Grandes Maestros de ajedrez Zoltan Almasi (I) (Hungría), y Leinier Domínguez (Cuba), en partida disputada en la segunda jornada del Torneo Internacional "Capablanca in Memoriam", que tiene por sede el hotel Riviera, en La Habana, el 9 de mayo de 2014. AIN FOTO/Abel PADRÓN PADILLALa Habana, 10 may (AIN) Los cubanos Leinier Domínguez y Lázaro Bruzón firmaron hoy sus segundas tablas consecutivas en el grupo Élite del Memorial Capablanca de ajedrez, donde el filipino Wesley So exhibe la única victoria.
  En el hotel Habana Riviera Domínguez (2 768 puntos Elo) pactó la paz con el húngaro campeón de la pasada edición Zoltan Almasi (2 693) luego de 29 movidas de una apertura Española en que condujo piezas negras.
   Bruzón (2 682) llevó trebejos claros y llegó a estar mejor ante el ucraniano Vassily Ivanchuk (2 753), pero este volvió a mostrar sus probadas artes y la paridad se impuso tras 59 lances de una defensa Siciliana.
   So (2 731) superó al español Francisco Vallejo (2 700) y lidera entre los seis Grandes Maestros (GM) reunidos en el principal colectivo de un certamen llegado a su edición 49.
   En el Premier el GM monarca de la isla Isam Ortiz (2 588) repitió la alegría inicial, esta vez con figuras oscuras como contrario de su igual italiano Danyyl Dvirnyy (2 560) en 85 movimientos de una apertura Inglesa.
   Ese desenlace le convirtió en solitario poseedor de par de unidades, media más que el GM peruano Emilio Córdova (2 616), quien este viernes acordó la paz con el Maestro Internacional (MI) de casa Yasser Quesada (2 493).
   La afición cubana celebró que el GM Yuniesky Quesada        (2 642) se repusiera de su revés precedente y derrotara con piezas blancas al GM canadiense Bator Sambuev (2 562) en 65 lances de una defensa Phillidor.
   En el Abierto I el MI anfitrión Juan Carlos Obregón (2 509) se mantuvo fiel a la condición de primer preclasificado y venció a su compañero y MI Félix Gómez (2 353), como parte de los que reiteraron la sonrisa de ayer.    

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar