Noticia del canal electrónico no encontrada

Nasobuco, primer álbum en solitario de Oliver Valdés

0114-nasobuco.jpg

La Habana, 13 ene (ACN) El percusionista Oliver Valdés presentará al público su primera producción discográfica en solitario, titulada Nasobuco, en un concierto auspiciado por el Centro Nacional de Música Popular, durante la cercana edición del Festival Internacional Jazz Plaza.

El álbum será presentado el venidero 20 de enero a las 6:00 p.m., en la Sala Covarrubias del Teatro Nacional de Cuba.

Aun cuando ha participado en incontables producciones discográficas de artistas cubanos y extranjeros, y habiendo grabado junto a Rodney Barreto un material discográfico dedicado a la percusión; Oliver Valdés no contaba con un álbum propio en el cual presentar todas sus ideas musicales y referencias.

Nasobuco resulta el primer resumen de su trabajo como compositor en los últimos años, música totalmente original y cubana; un resumen de distintas maneras de tocar la batería, según los géneros e instrumentos que integran cada formato.

El disco es la voz de un instrumentista que persigue evidenciar el legado de sus maestros y su impacto en la sedimentación de un estilo propio.
Concretado durante el período de cuarentena de la pandemia de la COVID-19, el nombre del disco no es una casualidad.

En el álbum, Oliver Valdés reunió a una importante representación de jazzistas de la escena cubana contemporánea, con una importante presencia de músicos de su generación, como Tony Rodríguez, Rolando Luna, Eme Alfonso, Yaroldy Abreu y Jamil Schery.

También de generaciones precedentes como Gastón Joya, Jorge Aragón, Adonis Panter, Ramón Tamayo y Adonis Panter Jr., de sus compañeros de Interactivo, con los que ha crecido como artista, como Roberto Carcassés, Julito Padrón, Juan Carlos Marín y Alejandro Delgado, y de grandes maestros como Carlos Alfonso y Ele Valdés, Germán Velazco, Jorge Reyes, Barbarito Torres, Yosvany Terry y Jorge Luis Valdés Chicoy.

El material está compuesto por nueve obras basadas en la rítmica de su instrumento, algunas de su autoría, incluyendo una versión suya de El Necio, de Silvio Rodríguez, a quien ha estado acompañando por casi 20 años; otras como Nasobuco y Maní, en coautoría con Alejandro Delgado y Julio Padrón, respectivamente.

Grabado en los estudios Ojalá por Olimpia Calderón y mezclado y masterizado en Los Ángeles, por el músico cubano Jimmy Branly, el fonograma viene acompañado de un video musical documental de El Necio y por un material demostrativo del proceso de trabajo (EPK).

El disco fue producido por NuCubMusic Project, proyecto de Oliver Valdés, y por Four Wives, con el apoyo del Centro Nacional de Música Popular y RTV Comercial.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar