All for Joomla The Word of Web Design

Mientras haya pulso, habrá danza, afirma directora del Ballet Nacional de Cuba

 

2904-BALLET.jpg

La Habana, 29 abr (ACN) Mientras haya pulso, habrá danza, afirmó hoy la directora del Ballet Nacional de Cuba (BNC), Viengsay Valdés, a propósito de conmemorarse el Día Internacional de la Danza.

Hoy celebramos un día especial que nos convoca y reunifica; viene el gesto, sigue el movimiento y nuestras almas bailan; no existe pausa, nada nos detiene, mientras haya pulso, hay danza, insistió Valdés.

El arte en sí es un sostén para todos los tiempos, un espacio para olvidar lo que estamos viviendo; la danza es una forma y un sentir del ser humano, una manera de vivir, aseguró a Prensa Latina la primera bailarina Anette Delgado, quien como casi todos los miembros de la compañía ha debido desplazar su entrenamiento al hogar.

Ante la amenaza de la COVID-19, el Gobierno cubano decretó el cierre de todos los teatros y respaldó económicamente a las compañías artísticas para que pudieran proteger a sus integrantes, recordó la agencia de prensa.

La primera bailarina del BNC Sadaise Arencibia confía en que cuando se venza a la COVID-19 vendrá un momento de unión y de reencuentro para todos los que, de una forma u otra, tienen relación con el mundo de la manifestación.

Va a ser una gran motivación para seguir adelante y para plasmar en la danza todos los sentimientos y reflexiones que nos ha dejado esta pandemia; pero también para saber que somos libres nuevamente, comentó.

Por su parte, la también primera bailarina Grettel Morejón espera que, cuando la pandemia pase, suceda una época de bailarines más conscientes de que su virtud vale si es útil a los demás y no para sí mismos; que, en vez de alentar egos, germine la vocación de servir, de dar más.

Cuando este tiempo pase la danza servirá para curarnos espiritualmente; nosotros, ya nos refugiamos en ella, porque no es necesario un teatro para danzar y sentirla adentro; espero que podamos apreciar lo real y maravillosa que es la vida y la dicha de vivirla, manifestó.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar