Noticia del canal electrónico no encontrada

Nicolás Dorr, un escalpelo desde la pertenencia asumida

dorr.jpeg

La  Habana, 12 dic (AIN) En otra vuelta de tuerca a la condición humana, recurrente universo creativo de Nicolás Dorr, hoy tendrá su premier mundial en función única Diálogos y monólogos, a las siete de la noche en la Casa del ALBA Cultural, en esta capital.
   Dorr, uno de los dramaturgos cubanos contemporáneos más sobresalientes, imprescindible  de la cultura criolla, reincide al hundir su escalpelo en el misterio inabarcable de las relaciones humanas con su gozosa inteligencia, ternura e irreverencia de una pertenencia asumida, sin complejos ni traumas.
  Frescura, humor fino  e incisiva y desenfadada  indagación, que no se dejan nublar por el amoroso y contradictorio ambiente doméstico, han primado en la producción dramática  de este artista, quien con sólo 14 años revolucionó en 1961 el panorama teatral cubano con su ya clásica obra Las pericas.
   Premio Nacional de Teatro 2014, Nicolás no se duerme en los laureles y esta vez,  con el concurso de los actores Gladys Casanova, Leonel Parra y Raydel Santana se aventura en esa cotidianidad aparentemente simple.
  Precisamente desde ahí es donde el ser humano sigue haciéndose esas preguntas existenciales que lo obsesionan  desde que tuvo conciencia de existir como ente pensante.
  Esta presentación precede la temporada que Diálogos y monólogos tendrá todo el mes de febrero próximo, de martes a jueves en la Sala Adolfo Llauradó, siempre a las seis de la tarde.
  Tal adelanto es una oportunidad de la que no deberían prescindir los amantes del buen teatro cubano, porque de seguro es una de esas piezas que dejan un buen sabor de boca, hacen reír y sobre todo pensar, condimentos necesarios cuando se hace balance de fin de año y se apresta uno a emprender otro nuevo.
  Espontaneidad, sabrosura del buen choteo criollo, tino cuestionador y análisis equilibrado de quien resulta emblema de un cubano de ley, son cartas de presentación de la obra de Dorr, un hombre que en plena madurez creativa conserva al adolescente polémico que todos deberíamos llevar dentro.    

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar