La Habana, Lunes 21 de Agosto de 2017 03:51 pm

Otros sitios de ACN    Fotografia          Radio

 
  

Tributo al fuego para agradecer

Compartir :
Tamaño letra:

1906-fuego.jpgLa Habana, 19 jun (ACN) La ceremonia maya Tributo al Fuego se celebró el sábado en la sede de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano en esta capital, una propuesta de OM Meditación de conjunto con la Embajada de Guatemala que atrae a personas en busca del equilibrio entre el ser interior y su entorno.
  Ese es de hecho el principio del Tributo al Fuego, un acto de comunicación del ser humano con los demás seres de la naturaleza, afirmó Juan León, embajador de Guatemala en Cuba, en entrevista exclusiva para la Agencia Cubana de Noticias, quien explicó que ese ritual es usado para pedir por la salud, la comunicación con la familia, hacer nuevos proyectos de vida y agradecer por ello.
  Según el Popol vuh, recopilación de leyendas de los quiché -pueblo de la cultura maya mayoritario en Guatemala-, esta ceremonia pervive  desde hace miles de años, expresó el diplomático y agregó que se realiza a través del fuego y de elementos como la madera de pinos, resinas secas, inciensos y otros.  


  La primera ceremonia maya en público en Cuba se realizó en noviembre de 2012 cuando el embajador recibió a tres Ajq’ij’ o líderes espirituales mayas que interactuaron con el pueblo cubano y las autoridades, para explicar las supuestas predicciones de que el 21 de diciembre de ese año se destruiría la vida.
  Al decir del señor Juan León los sacerdotes mostraron en ese momento que lo que se estaba terminando era un ciclo de vida de cinco mil 200 años y el inicio de otro.
  La ceremonia se repitió en 2013 y se mantuvo en los años siguientes en Bayamo, Holguín, Las Tunas, Ciego de Ávila, Pinar del Río y La Habana, liderada por el propio embajador, quien a pesar de no ser sacerdote, compartió lo aprendido de sus abuelos y ancestros.
  Reflexión, energía, sanación,  son los elementos que acercan a la embajada de Guatemala en Cuba y al proyecto Om Meditación, ambas ofreciendo un espacio para la espiritualidad a través de esta ceremonia ancestral, dijo.


  Luego de cinco años y a punto de concluir su misión en Cuba, el diplomático resaltó que esta ha sido una experiencia formidable al unir esfuerzos en lo académico, científico y cultural.
   Aquí conocí hombres y mujeres extraordinarios que me enseñaron de la historia, la filosofía y la vida de este pueblo, resaltó y dijo que en su opinión, Cuba irrumpió en 1959 con una nueva forma de hacer política, un nuevo pensamiento, una búsqueda de la equidad, el equilibrio, la paz y la justicia, lo que representa un estímulo para los países de la región.
  Aprendí que Cuba tiene un estado muy sólido que se preocupa por su población y le brinda salud y educación a pesar de  todas las  limitaciones, enfatizó.
  Al preguntarle acerca de la despedida, el embajador guatemalteco adelantó que no tendrá tiempo de decir adiós a los tantos amigos cubanos que acumuló durante estos años, así que la ceremonia Tributo al Fuego será una excelente ocasión para decir a todos ellos y al pueblo cubano: "Muchas gracias".    

 

 
 

 

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refrescar