All for Joomla The Word of Web Design

Un Diablo en llamas despide edición 34 de Fiesta del Fuego

Una representación del Diablo, una de los fetiches representado en la Fiesta del Fuego, se hace presente durante el culto a Yemayá, diosa del mar, en la playa Juan González, en la costa sur de la Sierra Maestra, durante la edición 34 del Festival del Caribe en Santiago de Cuba, el 8 de julio de 2014. AIN FOTO/Miguel RUBIERA JUSTIZ

Santiago de Cuba, 9 jul (AIN) La tradicional Quema del Diablo, símbolo de todo lo negativo, fue la señal para declarar oficialmente concluida la XXXIV Fiesta del Fuego, que durante siete días reunió en esta capital oriental a poco más de dos mil participantes de unos 30 países.
   El desfile que partió de la céntrica Plaza de Marte de la ciudad santiaguera, recorrió la calle Aguilera y terminó en la Alameda; incluyó representantes de las culturas invitadas, sobre todo de la multiétnica Suriname, Invitada de Honor a esta edición 34.
   Descendientes de javaneses, chinos, hindúes y esclavos africanos que poblaron la nación surinamesa volvieron a mostrar al público de esta urbe, la más caribeña entre las ciudades cubanas, la riqueza y el colorido de sus tradiciones.
   De igual forma, grupos portadores de varias provincias evolucionaron en un pasacalle que culminó con la conga local, liderada por la corneta china y el tambor, que guió a todos hacia la bahía donde esperaba el gran Diablo, hecho de madera y tela, su turno de pasar a la historia envuelto en una llamarada.
   Autoridades de la ciudad recibieron la Mpaka, símbolo de la festividad, como recordatorio de que la XXXV Fiesta del Fuego estará dedicada a los cinco siglos de la villa.
   Talleres, paneles teóricos, conciertos, ceremonias mágico-religiosas, e inauguraciones de exposiciones plásticas fueron algunas de las opciones que el variado programa del evento ofreció desde el pasado tres de julio.
   Para el año próximo se espera la llegada de una amplia delegación de Las Bahamas, que compartirá honores con Santiago de Cuba.     

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar