Noticia del canal electrónico no encontrada

Un Hamlet andino, contundente y muy actual

La Habana, 18 may (AIN) Hamlet de los Andes, a cargo de artistas bolivianos, es quizá, la más contundente y atractiva propuesta que trae la Temporada de Teatro Latinoamericano Mayo Teatral, que organiza Casa de las Américas.
Teatro de Los Andes, fundado en 1991, crea una versión del clásico de William Shakespeare, de gran densidad filosófica y existencial, pero con tal dinamismo y frescura que resulta experiencia única para quien la aprecie en el capitalino  Teatro Mella.
Dentro de la cuerda de esta edición del Mayo Teatral, estos creadores trascienden las fronteras puramente teatrales para poner a dialogar códigos occidentales con los ancestrales de las culturas autóctonas y reflexionar sobre su propio teatro y la existencia humana, en lo cual mezclan con acierto tragedia, humor, comedia, absurdo y farsa.
Con efectivos, pero mínimos recursos escénicos, una mesa puente, puertas, tumba, un cubo con agua y flotantes cortinas funerarias. les bastan para adentrar al público en una reflexión existencial, que siempre acompaña a los humanos desde que el mundo es mundo: de dónde venimos y hacia dónde vamos.
Una dinámica de vértigo y suma claridad distinguen a esta puesta en escena, del director invitado Diego Aramburu, con escenas de una teatralidad impactante, como la de los comediantes que escenifican la muerte del padre.
Allí los actores vestidos con polleras típicas de las indias cholas, se enzarzan en una pelea de kick boxing, memorable por la aguda sátira al abordar un punto crítico de la pieza.
Un trabajo actoral de excelencia acometen Alice Guimaraes, Gonzalo Callejas y Lucas Achirico, a cargo además del diseño escenográfico, el vestuario y la música en vivo, con un espíritu de pleno colectivismo y resultados excepcionales.
Alice declaró que Hamlet es un clásico universal del que se pueden hacer muchas lecturas y encontrar lo que los identifica, que en el caso de Teatro de Los Andes trata de reflejar el momento que viven como artistas y como grupo  con más de 20 años de historia.
Destacó que asimismo muestran la actualidad boliviana, un país que arriba a la modernidad con una tradición con un peso muy fuerte en la vida cotidiana.
Gonzalo, quien encarna a Hamlet, dice que para cualquier actor es un reto asumir un personaje tan conocido y fuerte y para su preparación parte de sí mismo,  ya que proviene de un lugar culturalmente muy potente, el norte de los centros mineros de Potosí, donde se siente esa fuerza interna que lo mueve todo.
Señaló que aunque monten una obra muy dramática siempre emplean el humor para equilibrar, sentido que imprimió a su Hamlet, que no sabe si lo mueve la locura, pero tiene que ver mucho con su propuesta escenográfica de la mesa puente, puerta, tumba, un objeto en la cabeza del protagonista, como las telas flotantes y transparentes, en alusión a su estado mental desequilibrado.
Lucas expresa que trabajan en espíritu muy grupal las ideas y conceptos y que esta obra la realizan en un momento muy especial para el colectivo, porque es el primer espectáculo sin la presencia de su anterior director Cesar  Bríe y eso los lleva a plantearse todas esas preguntas que aparecen en el texto de Shakespeare.
Venir a Cuba, subraya que es para ellos muy especial, por la historia que conoce y porque recibir las felicitaciones y sugerencias de este público les resulta muy provechoso y los confirma en el camino de formación escogido.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar