Seguir avanzando con seguridad y sostenibilidad

Seguir avanzando con seguridad y sostenibilidad

La Habana, 18 oct(ACN) En Cuba —según reportes del Ministerio de Salud Pública (Minsap), cuyas cifras se obtuvieron al cierre de este viernes— decreció en un nueve por ciento la cantidad de casos positivos a la COVID-19, en relación con el día anterior. Y en cuanto a los casos activos, el descenso fue de un 14,6 por ciento.

Tales datos aportados este sábado por el titular de Salud, José Angel Portal Miranda, durante la reunión del Grupo Temporal de Trabajo del Gobierno para el enfrentamiento al nuevo coronavirus, hablan de una realidad que por fortuna se está dando sostenidamente. Por eso el momento es también de no bajar la guardia en lo referente a la responsabilidad individual, cuando el país vive la reapertura gradual de sus espacios y actividades.

Era lo que decía el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, durante el encuentro que también estuvo presidido por el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, y por el Vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa: «Tenemos que seguir avanzando —expresó el Jefe de Estado— en lo que estamos haciendo, en esta disminución de los casos, de la transmisión y de la mortalidad, con seguridad y con sostenibilidad».

El dignatario reflexionó que ciertamente todavía hay algunas oscilaciones numéricas —de avance a retroceso, y viceversa—, pero aun así las cifras se registran más bien en niveles bajos. Por tal motivo hizo la alerta acerca de que la actual situación epidemiológica «no nos lleve a una autocomplacencia con la cual desmontemos las medidas restrictivas y de control».

De dos grandes retos para Cuba habló Díaz-Canel Bermúdez, los cuales, en su entender, están relacionados con seguir disminuyendo la transmisión de la epidemia y con regresar a la nueva normalidad: el primero es que el próximo 15 de noviembre la Isla reemprende sus actividades turísticas; y el segundo tiene que ver con el fin de año y la consiguiente entrada de numerosas personas al país.

Sobre el segundo reto, el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista recordó que el fin de año del 2020 «fue el que nos complicó y el que nos entró en el pico pandémico del cual estamos saliendo ahora», y que, enfatizó, «nos ha durado un año».

Por esa razón, dijo el mandatario, «ya desde ahora hay que establecer las estrategias para el arribo del turismo, y también para la llegada de cubanos desde el extranjero; y sobre todo evitar en el fin de año que perdamos todo lo que hemos logrado hasta este momento».

Lo otro que hace falta evitar —apuntó Díaz-Canel Bermúdez— son los eventos institucionales, porque en estos días algunas provincias que han subido en algún momento sus cifras de transmisión de la enfermedad con relación al día anterior, lo han hecho por tales eventos, los cuales requieren, alertó, un seguimiento, pues cualquiera de ellos «nos echa por tierra lo que hemos venido avanzando».

Como parte de la información ofrecida durante el encuentro —y que ya resulta punto de partida habitual para los análisis—, José Angel Portal Miranda dio a conocer que en Cuba, en los últimos 15 días, fueron diagnosticados 50 mil 103 casos como positivos a la COVID-19, para una tasa de incidencia de la enfermedad de 447,9 por cada 100 mil habitantes. En tal indicador, informó el titular de Salud Pública, mantienen las cifras más elevadas las provincias de Pinar del Río, Sancti Spíritus, Las Tunas, y Camagüey.

El país acumula, según detalló el ministro, ocho mil 037 fallecidos por causa de la COVID-19, para una letalidad de 0,86 por ciento.

Sobre cómo marcha el proceso de vacunación a lo largo de la Isla, se supo que —según información que abarca hasta este 14 de octubre— los cubanos que ya recibieron una primera dosis representan el 99 por ciento del total estimado a vacunar; los que han recibido una segunda dosis representan el 79,8 por ciento; y los que tienen una tercera, ya son el 65,7 por ciento.

EL UNIVERSO CULTURAL IRÁ REABRIENDO SUS ESPACIOS Y EVENTOS

Una propuesta sobre la apertura escalonada de las manifestaciones e instituciones del universo cultural —la cual fue previamente vista con el Minsap y con los grupos de trabajo temporal de cada territorio— fue presentada en la reunión del Grupo Temporal de Trabajo del Gobierno por la viceministra primera de Cultura, María Elena Salgado Cabrera.

«Estamos proponiendo —dijo— abrir todas las librerías, bibliotecas, museos y galerías en horario normal, manteniendo las medidas higiénicas, limitando el número de participantes en correspondencia con las características de cada lugar, y garantizando el distanciamiento físico».

Igualmente mencionó la reapertura de todas las tiendas y puntos de ventas de Artex, la Egrem (Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales), el Fondo Cubano de Bienes Culturales, y la Red Casa de las Américas.

María Elena Salgado habló también de restablecer los ensayos de las agrupaciones teatrales, musicales y de danza, con normas específicas de prevención; así como de la reapertura controlada de los estudios de grabación, de la programación y el funcionamiento de las Casas de Cultura, de los teatros y cines, sin descuidar las medidas de distanciamiento físico y de control epidemiológico y medioambiental, y en correspondencia con las características de cada espacio.

La viceministra primera de Cultura hizo referencia a la necesidad de atender el número de personas que puedan asistir a cada evento, así como pensar en espacios amplios, abiertos y ventilados, que no impliquen aglomeraciones: «Se comenzará la presentación teatral de manera escalonada, utilizando obras y repertorios de pequeño formato u otras variantes que no requieran de mayor contacto físico entre los artistas», acotó.

Reemprenderán sus funciones, enunció María Elena Salgado, aquellos grupos y compañías que ya tengan al cien por ciento de sus artistas vacunados con las tres dosis contra la COVID-19; y la venta de entrada a los teatros se hará días antes de la función, con el fin de evitar las aglomeraciones.

La distribución del espacio teatral destinado al público, añadió, será del 30 al 40 por ciento de la capacidad total, sin descuidar las medidas de distanciamiento físico; «y aunque el público asista en familia, deberá cumplir con esta norma».

Al respecto el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, destacó la necesidad de que se cumpla, organizadamente, con todo lo que se está proponiendo. E hizo hincapié en que, al igual que se hizo ya con la apertura en los ámbitos de la gastronomía y el comercio, los grupos de trabajo de cada territorio certifiquen el cumplimiento de las medidas en cada instalación.

Por su parte el Presidente Díaz-Canel Bermúdez pidió, a propósito de las transformaciones que se vienen realizando en los barrios, complementar tales acciones con un grupo de actividades de carácter cultural.

En tal sentido hizo referencia a que «podamos hacer determinados conciertos, presentaciones de teatro, de guiñol, de algunas actividades culturales, porque eso también le va a dar vida a este trabajador (de la cultura), (…) y eso nos va dando también un movimiento en lo espiritual».

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar