Rehabilitan en Guantánamo trasvase del río Bano hasta la presa Jaibo


Guantánamo, 11 oct (ACN) Una brigada de la Empresa de Aprovechamiento Hidráulico (EAH) en Guantánamo ejecuta el mantenimiento del canal de trasvase de la derivadora del río Bano al embalse Jaibo, cuya capacidad es de 120 millones de metros cúbicos (m3) y solo es excedido en la provincia por La Yaya, diseñado para guardar 40 millones más.

Osmali Cuzcó Matos, director de la Unidad Empresarial de Base que atiende esa tarea en la EAH, explicó a la ACN las razones del citado trasiego de agua hacia la Jaibo, a la cual debía bastarle el escurrimiento de la corriente fluvial de igual nombre hasta su vaso, pero fue otra la historia a partir de su inauguración a principios de la pasada década de los 80.

El entrevistado, un apasionado del ahorro de energía y el fomento de micro, mini y pequeñas centrales hidroeléctricas y otras fuentes renovables, integró a principios de la pasada década de los 80 la Comisión Provincial creada con ese fin y es también devoto a la historia:

“La Jaibo es un embalse simbólico, el segundo en importancia en la provincia y los alrededores de su vaso están llenos de historia”, subraya, en referencia al Jobito, paraje otrora intrincado del vecino municipio de El Salvador, donde el 13 de mayo de 1895 tuvo lugar el combate que pasó a la historia con igual nombre y cambió a favor de los cubanos el curso de la guerra contra España.

Cuzcó Matos aclara que el combate de ahora es contra el enyerbamiento, por la rectificación de los taludes deteriorados, debido a la erosión pluvial y la rehabilitación de ese canal no revestido, de casi dos kilómetros de longitud, que trasiega hace más de tres décadas las aguas del río Bano hasta la presa Jaibo, para compensar el escaso caudal del río tributario.

Decenas de obreros y los pocos equipos con acceso a esa zanja inclinada, laboran en el mantenimiento a esa gran conductora, con mucho cuidado, incluido el de los productores que habitan a su vera y se aprovechan de ella para humedecer sus cultivos.

Estos colaboran en ocasiones con los hombres inmersos en la eliminación de malezas, rectificación de taludes y de otras distorsiones que el tiempo se ha encargado de crear en el trasvase, a cuya rehabilitación se dedican casi dos millones de pesos.

Por tratarse de una conductora magistral, la certificación del cumplimiento de los parámetros técnicos estará a cargo de una Comisión, aprobada por el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, en tanto las efectuadas parcialmente por la dirección provincial de ese organismo de la Administración Central del Estado se evaluaron de satisfactoria.

En el Alto Oriente de Cuba existen antecedentes de dos trasvases, ambos en el valle de Caujerí: el de un afluente del Toa, el Arroyón, y el Sabanalamar, otra corriente fluvial que nace en la vertiente norte, ambas cumpliendo el mandato de la voluntad hidráulica preconizada por Fidel y en beneficio del valle de Caujerí, visitado en dos ocasiones por el Comandante en Jefe a principios de julio de 1977 y el 17 de mayo de 1981.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar