Se reanima la provincia de Cienfuegos, tras una semana con menos reporte de COVID-19

Siete días de medidas más flexivas, ante la disminución de casos positivos a la COVID-19, deja una gran reanimación en la provincia de Cienfuegos, donde abrieron comercios, puntos de ventas, oficinas de trámites, playas y restaurantes.

Cienfuegos, 3 oct (ACN) Siete días de medidas más flexivas, ante la disminución de casos positivos a la COVID-19, deja una gran reanimación en la provincia de Cienfuegos, donde abrieron comercios, puntos de ventas, oficinas de trámites, playas y restaurantes.

Desde el lunes último en que el Grupo temporal de Trabajo, encabezado por la primera secretaria del Partido en el territorio Maridé Fernández López, emitió orientaciones de la paulatina reapertura, los cienfuegueros acogieron el acontecimiento con beneplácito, y hoy los ocho municipios palpitan con el quehacer cotidiano.

Cienfuegos, que llegó a reportar hasta más de dos mil casos en un día en su pico pandémico, hoy informa 67 personas infestadas con el SARV-CoV-2, a pesar de aspirar a una reducción mayor en su situación epidemiológica.

También redujo el número de pacientes graves y críticos, así como los fallecidos, y estabilizó la infraestructura sanitaria de respuesta a la pandemia.

La semana que concluye trajo la buena noticia de la inclusión del territorio, junto a la capital del país, en un nuevo ensayo, esta vez con Soberana Plus en niños convalecientes de la COVID-19.

Por su parte, el alistamiento del curso escolar de forma presencial para mañana lunes, también deja un hito por estos días en que las familias cienfuegueras plancharon uniformes, forraron libretas para el anhelado encuentro de alumnos y maestros, en una primera escalada con los estudiantes que culminan estudios.

No obstante, en el ambiente de las ciudades y entre los propios 400 mil habitantes, revolotea una interrogante como esa ¿podremos mantener el descenso continuo del coronavirus con esta reapertura?

Las autoridades conocen de dudas y preocupaciones y apelan en primer lugar a la responsabilidad individual y colectiva de un pueblo que fue ejemplo en el control de la COVID-19, y pudo salir adelante en los momentos más duros de la pandemia con respuestas casi míticas a la falta de oxigeno, con la invención de aditamentos para compartir el aire de la vida, con la solidaridad de todos.

Salvador Tamayo Muñiz, director de Salud en la provincia, ha sido de los primeros en alertar que “nadie debe descuidar las medidas de protección a nivel laboral, grupal, familiar, individual y escolar, con énfasis en este último porque comenzará en breve el curso académico” refirió el sitio digital Cinco de Septiembre.

Según el directivo el uso del nasobuco, el distanciamiento e higiene de las manos son primordiales, e insistió en que el aislamiento es una medida de oro, por ello recomendó siempre que sea posible reducir la movilidad y evitar el contacto con otras personas.

También Cienfuegos tiene otras fortalezas como una vacunación que comenzó con los profesionales de la salud, los más expuestos al virus, benefició a los vulnerables y ahora avanza en grandes y chicos, en convalecientes, embarazadas, en fin, en lo que expertos del Instituto Finlay de Vacunas llaman un cierre inmunológico.

Pero los inmunógenos, como aseguran los especialistas, no impide que quienes violen las medidas y se expongan ante otras personas infestadas contraigan la enfermedad, aunque Abdala y la gama de Soberanas sí ayuda no evolucionar a formas graves y no llegar a la muerte, de ahí que todo cuidado es poco para no contraer el virus y no tenga retroceso el territorio sobre el terreno ya ganado.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar