El Partido tiene que trabajar para que no haya problema sin solución

Una idea primó en el encuentro del Secretariado del Comité Central del Partido, encabezado por su Primer Secretario, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, con dirigentes de la provincia de Villa Clara: por muy adversas que sean las circunstancias, no pueden haber problemas de los que afectan al pueblo, a la economía y a la sociedad, que no tengan solución.

La Habana, 4 jun (ACN) Una idea primó en el encuentro del Secretariado del Comité Central del Partido, encabezado por su Primer Secretario, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, con dirigentes de la provincia de Villa Clara: por muy adversas que sean las circunstancias, no pueden haber problemas de los que afectan al pueblo, a la economía y a la sociedad, que no tengan solución.

Para lograrlo, se precisa de un Partido fuerte y unido, que mantenga un vínculo estrecho con las masas y al que no le sean ajenos ninguno de los intereses de la nación, subrayó el Presidente de la República, quien dedicó a Raúl, en su cumpleaños 90, el primer pensamiento de la jornada de trabajo.

En la reunión, en la que se debatió la manera en que el territorio materializará las ideas, conceptos y directrices emanados del 8vo. Congreso del Partido, Díaz-Canel dijo que la premisa para abordar el trabajo de la organización a cualquier instancia, debe ser siempre la verdad, por más dura que esta sea, tal como nos lo enseñó Fidel.

Por más difícil que sea el debate, donde primero debe generarse la discusión es allí, en el núcleo, con los militantes, dijo Díaz-Canel, quien reconoció la validez de la estrategia de la provincia y del informe presentado por Yudí Rodríguez Hernández, primera secretaria en la provincia.

LOS MEJORES AL FRENTE DEL PARTIDO

Los primeros secretarios del Partido en los municipios de Santa Clara y Placetas, Dilky Ponce Expósito y Serguei Martín Guerra, respectivamente, expusieron sus experiencias para la materialización de los acuerdos del Congreso, y el gobernador de Villa Clara, Alberto López Díaz, y dirigentes de la Federación de Mujeres Cubanas y de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños abordaron sus prioridades de trabajo.

Roberto Morales Ojeda, miembro del Buró Político y secretario de Organización y Política de Cuadros del Comité Central, afirmó que, si queremos tener resultados en la labor de la organización, hay que poner al frente de cada núcleo a los mejores militantes y a los más capaces.

Con igual énfasis habló del crecimiento al Partido de los jóvenes que militan en la UJC, un proceso, dijo, que debe caracterizarse por ser dinámico, creativo y que sirva de estímulo para ellos y su familia. «Hay que trabajar para que los militantes sientan orgullo de serlo», sentenció Morales Ojeda.

Otros integrantes del Secretariado resaltaron, desde diferentes aristas, el valor que tiene en las actuales circunstancias el hecho de poder contar con un Partido fuerte y de prestigio.

Rogelio Polanco, jefe del Departamento Ideológico del Comité Central, reconoció que el mayor antídoto contra la guerra de todo tipo que se nos hace es trabajar con integralidad, sin improvisación y haciendo bien las cosas, como nos enseñaron Fidel y Raúl.

Para ello, la comunicación resulta vital, aseveró, al tiempo que convocó a ser más creativos en esta materia, tratando de seducir y persuadir con argumentos a la hora de comunicar los diferentes temas a los jóvenes, a los artistas, a los intelectuales y a la población en general.

Al respecto, Jorge Luis Broche Lorenzo, al frente del Departamento de Educación, Ciencia y Deporte, destacó el papel de los jóvenes en el largo periodo de azote de la pandemia de la COVID-19, y exhortó a movilizar su pensamiento en el espacio virtual, escenario principal de la guerra mediática contra Cuba.

Exaltó la importancia de las ciencias sociales y del estudio de la historia y del marxismo, como herramientas insustituibles en la labor del Partido, de lo cual Villa Clara es un ejemplo de utilización de los recursos endógenos que posee.

Joel Queipo Ruiz, al frente, desde el Secretariado, del área Económica, ponderó el rol de la organización en la implementación de los Lineamientos, vistos en su imbricación con la Constitución de la República, así como en su relación con la Tarea Ordenamiento y con la Estrategia socio-económica de la nación, sobre lo cual observó que el mejor debate de la economía debe hacerse en los núcleos del Partido.

Félix Duarte Ortega, a cargo de las actividades de Industria, construcción, turismo, transporte y servicios, dijo que los militantes que pertenecen al sector empresarial tienen ante sí el reto de impulsar las transformaciones de la economía cubana, la ciencia, la comunicación institucional y la informatización.

POR LA FELICIDAD, DESDE LAS ESENCIAS DEL SOCIALISMO

«Debemos tener la convicción de que venceremos en la batalla económica, en la medida en que el horizonte de cuanto hagamos en función de la economía siempre sea dar la mayor felicidad posible a las cubanas y cubanos, defendida esa felicidad desde las esencias del socialismo».

Así expresó Díaz-Canel, al resumir, en la tarde, el encuentro del Secretariado del Comité Central del Partido con dirigentes de la organización política en Cienfuegos, reunión en la cual sostuvo que resistimos una situación compleja, pero sin renunciar a avanzar, a lograr, en el menor tiempo posible, esa prosperidad que está contenida en nuestra misión.

Subrayó la importancia de que el pueblo conozca al detalle todo lo debatido y aprobado en el 8vo. Congreso del Partido, y más que informarlo, trabajar para concretar cada acuerdo.

Recordó que en el debate del Congreso deben distinguirse dos esencias: lo que representan la unidad y la continuidad. Urge que en cada lugar se interprete bien cómo contribuimos a la primera y aportamos a la segunda, significó.

Exhortó a procurar una vida interna del Partido fortalecida y atemperada a los momentos actuales, así como a quitar la carga de burocracia que todavía le pueda quedar a la organización, despojarla de la rutina, hacer los procesos más atractivos, con mayor impacto social, que funcionen más en el sentimiento y en las emociones del militante y de los revolucionarios, para entonces tener más vida externa, que es la capacidad de enfrentar, con la población, todos los desafíos.

En esa labor del Partido habremos de distinguir cuánto espera la gente de nosotros en este escenario de pandemia, recrudecimiento del bloqueo por la administración Trump –mantenido por la actual–, e intensificación del ataque y de los intentos de desacreditación contra Cuba. Puso como ejemplo las provocaciones que debió soportar nuestro equipo de pelota en el Preolímpico de Béisbol.

El Primer Secretario insistió en la importancia cimera del vínculo del dirigente del Partido con la base, donde –dijo– siempre se aprende y se conoce mejor el palpitar del país, cuáles son sus esencias. Tal conexión, agregó, permite poder hacer después análisis para enfrentar y resolver los problemas.

Resaltó la importancia de comunicarse con un lenguaje que esté a la par de quienes se entregan, a diario, en la fábrica, en la obra, en el policlínico, en el consultorio, en la escuela, en la parcela de tierra…, y de la necesidad de hacer coincidir la agenda de los temas que preocupan al pueblo con el discurso institucional.

Roberto Morales Ojeda, encargado de conducir el encuentro, señaló la pertinencia de que cada organización de base del Partido, cada militante y cada cubano asuman el compromiso de llevar a la práctica lo aprobado en el Congreso. Eso nos lleva a preguntarnos qué nos corresponde en su implementación, seguimiento, cumplimiento y perfeccionamiento. Estas reuniones tienen la intención de recoger opiniones, criterios y experiencias que nos permitan ir a ese proceso de perfeccionamiento continuo, insistió.

Tanto las intervenciones de Maridé Fernández López, primera secretaria del Partido en la provincia de Cienfuegos, como de Alexandre Corona Quintero, gobernador del territorio dieron cuenta de que se trabaja bajo las pautas de acción del Congreso, y que se afrontan con éxito desafíos en los órdenes industrial, agrícola, científico…

El miembro del Secretariado, Félix Duarte Ortega, destacó las prioridades que asume Cienfuegos, como el aprovechamiento productivo de la reactivada Fábrica de Cemento; el próximo proceso de mantenimiento y reparación de la Refinería de Petróleo y la intensificación productiva que permite el trasvase Paso Bonito-Cruces, entre otros retos.

El joven primer secretario del Partido en el municipio de Aguada, Maikel Betancourt Dueñas, recalcó la relevancia de poner cada vez más tareas en manos de los jóvenes, y lo graficó con el ejemplo de centenares de ellos, provenientes de la Universidad de Cienfuegos, que fueron atendidos por la organización política en el municipio durante la etapa pandémica, y se integraron a actividades de impacto social allí.

La participación de las nuevas generaciones en la batalla económica, en la consolidación de los polos productivos y en el combate a la enfermedad en la zona roja también fue ponderada por Yaliel Cobo Calvo, primer secretario de la UJC en la provincia.

Aun así, reconocieron cuánto trabajo falta en la organización juvenil para asegurar que sus militantes continúen como miembros en las filas del Partido, un paso que, según enfatizó el Secretario de Organización y Política de Cuadros del Comité Central, debe lograrse que sea entendido como un tránsito natural, en correspondencia con el compromiso político de la persona.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar