Falleció el reverendo Pablo Odén Marichal Rodríguez

0503-pablo.jpg

La Habana, 3 may (ACN) Este lunes 3 de mayo falleció a la edad de 81 años el reverendo Pablo Odén Marichal Rodríguez, destacado líder ecuménico desde su juventud y pastor jubilado de la Iglesia Episcopal de Cuba.

Desarrolló una vocación ecuménica de total entrega y honestidad, desempeñando distintas responsabilidades en organizaciones religiosas como el Movimiento Estudiantil Cristiano, la Conferencia Cristiana del Caribe y el Consejo de Iglesias de Cuba.

De este último fue su Presidente de 1996 al 2000, etapa en la que realizó innumerables acciones por el regreso de Elián a la Patria, defendiendo no sólo la dignidad de un niño y su familia, sino también la de todo un pueblo. En 1999 con el lema "Amor, Paz, Unidad", organizó la Primera Celebración Evangélica Cubana.

A la par enseñó a varias generaciones de estudiantes, como profesor en el Seminario Evangélico de Matanzas. Fue promotor del diálogo entre todas las religiones sobre labase del respeto a la diversidad, siendo el primer coordinador de la Plataforma Interreligiosa Cubana, desde la que organizó actividades concretas por el retorno junto a sus familias y pueblo de nuestros Cinco Héroes, todo ello con total coherencia entre su fe religiosa y su compromiso revolucionario.

Marichal Rodríguez fue diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular desde 1998 hasta la presente legislatura, cumpliendo distintas misiones en la Comisión de Relaciones Internacionales. Como diputado presidió el Grupo Parlamentario de Amistad Cuba-Gran Bretaña y formó parte de delegaciones en visitas a varios países.

Lea aquí: Propone diputado cubano modificar inciso en Proyecto de Ley de Servicio Exterior

Estuvo presente en todos los encuentros que desde 1984 el Comandante en Jefe Fidel Castro sostuviera con líderes ecuménicos y de iglesias del sector protestante y evangélico.

Por su inmensa obra a favor de la unidad de nuestro pueblo y su genuina práctica ecuménica recibió varios reconocimientos.
Llegue a sus familiares y amigos las más sinceras condolencias por tan sensible pérdida.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar