Bienestar animal en Cuba: decretos, contravenciones y objetivos

1904-perro.jpg

La Habana, 13 feb (ACN) Tras años de proposiciones, estrategias y debates, en el presente mes de febrero se aprobará el Decreto Ley que permitirá implementar la política de bienestar animal en Cuba, que vela porque animales productivos y afectivos disfruten de mejores condiciones de vida.

La política, aprobada el pasado mes de enero, tiene el objetivo de buscarle solución a diversos problemas de la sociedad, y constituye el marco conceptual a partir del cual se desarrollan las normas jurídicas, según explicó en entrevistas previas a la Agencia Cubana de Noticias Yobani Gutiérrez Ravelo, director del Centro Nacional de Sanidad Animal.

En ella se diagnosticaron problemáticas como las condiciones en clínicas y consultorios, el maltrato físico tanto de animales de compañía como los de trabajo (bovinos, équidos) e incumplimientos en las medidas de bioseguridad.

Asimismo, se evidencian en el documento las violaciones en las normas de traslado de animales y la existencia de enfrentamientos ilícitos entre estos con fines de lucro; y destaca también que se debe mejorar la recogida de los que viven en las calles y tener un mayor control y conciencia sobre la tenencia responsable.

Se vela en la política por el bienestar de los animales en recintos, ferias, zoológicos, acuarios, se combate la caza y pesca ilegal de diversas especies, así como la comercialización indebida.

Reconoce además lo necesario que resulta en la sociedad cubana actual ganar cultura sobre el respeto hacia los animales, y por ello propone una estrategia de divulgación que abarca incluso remodelaciones en los sistemas de enseñanza para incluir estos tópicos.

No obstante, existirá un fuerte decreto de contravenciones que será incluido en el Código Penal para ejercer un control más riguroso sobre los actos de maltrato.

La política surgió, porque si bien en el país existían ciertas normativas referentes al trato y cuidado hacia los animales, había un reclamo de asociaciones, productores y personas naturales de contar con un documento que unificara todos los criterios y a la vez cumpliera un papel regulador.

Para su puesta en práctica resulta necesario el Decreto Ley, que irá acompañado de un reglamento, y permitirá tomar acciones legales concretas en este campo.

La política de bienestar animal, con las normas que la implementan, está asociada al perfeccionamiento de la sanidad animal con el cual se estableció un Código de Ética específico para los médicos veterinarios y se aprobó un decreto de contravenciones, para penalizar violaciones en este sector, con multas entre 500 y tres mil 500 pesos, y que lleva implícito suspensión de licencias sanitarias.

En el Decreto 20/2020 se explica además que se tomarán medidas con quienes ejerzan la medicina veterinaria sin estar inscriptos en el Control Administrativo de Doctores en Medicina Veterinaria y Medicina Veterinaria y Zootecnia; y aquellos que practiquen por cuenta propia esta profesión estando inhabilitados.

Ello no limita la atención veterinaria a animales afectivos, como parte del trabajo por cuenta propia, la cual está permitida en Cuba, según aclaró recientemente Alejandro Gil Fernández, vice primer ministro y titular cubano de Economía y Planificación.

Los documentos legales que se han aprobado o están por aprobarse en Cuba relacionados con el bienestar animal se centran en la convicción del país de que proteger a los animales es preservar el futuro.

Por ello, están atemperados a la realidad nacional, los estándares internacionales y a las normas, directrices y recomendaciones de la Organización Mundial de Sanidad Animal, de la que la mayor de las Antillas es miembro desde 1972.

Comentarios  

#2 Marlen Rodríguez Can 24-02-2021 10:22
Buen día,
Apoyo la resolución que será aprobada para el apoyo y bienestar animal,y espero que dentro de esta ley haya obligaciones para los dueños de los animales,específicamente me refiero a los dueños de los perros los cuáles los sacan a la calle o le abren la puerta para que salgan a hacer la caca en cualquier parte, espero que la misma solución que le dieron para los dueños de caballos de poner una culera para recoger la excremento del caballo, el dueño del perro tenga que recoger con una bolsa la caca de su perro,ya que además que molesta a los vecinos,a los transeúntes, afea y apesta el medio ambiente, el turismo internacional de Ciudad no está adaptado a caminar sin mirar con cuidado a no ensuciar los zapatos, espero que está resolución tome este tema como otra de las obligaciones del dueño del animal doméstico.
Citar
#1 Alina 14-02-2021 10:23
Ay, que bueno la aclaración sobre los veterinarios porque ellos más de una vez han salvado a mis mascotas.
Citar

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio

Código de seguridad
Refescar