Brigada cubana se despide de Perú donde colaboró en el enfrentamiento a la COVID-19

0-20-peru-2.jpg

La Habana, 20 dic (ACN) La brigada médica cubana que por más de seis meses luchó en Perú contra la COVID-19 se despidió hoy con un homenaje a los galenos peruanos víctimas de la pandemia, en especial a tres de ellos graduados en Cuba.

El tributo se realizó en el frontis del Colegio Médico de Perú, con participación del embajador de Cuba, Sergio González, el jefe de la brigada, Raudel Vargas; la presidenta de la Asociación de Graduados en la Isla, familiares de los fallecidos y activistas solidarios.

González inició su intervención leyendo el poema Masa, de César Vallejo, himno a la solidaridad y lamentó que hay 'mucho de egoísmo y mezquindad en una parte no despreciable de los círculos de poder, que impide la realización de la solidaridad universal'.

Destacó en ese contexto que hay millones de personas con gran entereza moral y voluntad de salvar vidas, como más de 250 médicos peruanos víctimas de la pandemia, entre ellos la doctora Hilber Montoya, José Paredes y Pavel Cervantes, 'formados en los profundos valores humanistas de la revolución cubana, informa la agencia de noticias Prensa Latina.

El diplomático resaltó también la labor cumplida por los brigadistas cubanos, que atendieron 115 mil 849 casos y realizaron 239 mil 720 procedimientos de enfermería.
Añadió que los profesionales cubanos salvaron 627 vidas de pacientes en cuidados intensivos y en estado crítico o grave, en las regiones de Áncash, Arequipa, Ayacucho y Moquegua.

Además, dijo, que "ellos supieron sobreponerse con entereza y dignidad impar a las mentiras y ataques de la derecha cavernaria" al servicio del gobierno estadounidense, y vuelven a su patria satisfechos por el deber cumplido, de ayudar a un pueblo hermano.

Por su parte, el jefe de la brigada, parte del Contingente Internacional Henry Reeve, Raudel Vargas, resaltó el sacrificio de más de 250 médicos peruanos, que dieron sus vidas por la salud de su pueblo y entre ellos los que estudiaron la carrera en Cuba.

Destacó además que los integrantes de la brigada retornan con el deber cumplido junto a sus colegas peruanos, brindando salud durante más de seis meses.

La presidenta de la Asociación de Peruanos Graduados en Cuba, Tania Saavedra, dijo que sus compañeros fallecidos, a pesar de su partida física, están presentes con su ejemplo y sacrificio.

El momento de mayor emotividad se registró tras la entrega de medallas recordatorias a las madres de José Paredes, Rosario Abanto; de Pavel Cervantes, Imelda Cavero, y la hermana de Hilber Montoya, Luz Montoya.

Las tres expresaron su dolor por la pérdida pero también su orgullo por la entrega altruista de sus familiares, en las duras condiciones de la lucha contra la COVID-19.

Ofrendas florales colocaron los participantes en el memorial con las fotos de los médicos peruanos fallecidos por la pandemia y en las de Montoya, Paredes y Cervantes.

Transeúntes del barrio exclusivo de Miraflores, donde se realizó el acto, asistieron como observadores y al final aplaudieron y una de ellos gritó: "Gracias Cuba"

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar