All for Joomla The Word of Web Design

Trepidante adiós a Encuentro Internacional Juvenil

1126-encuentro.jpg



La Habana, 26 nov (ACN) Con un llamado a la unidad, a la solidaridad y al combate en todos los escenarios, convencidos de la justeza de los ideales de redención humana y de la victoria en el empeño de construir un mundo mejor, concluyó hoy el Encuentro Internacional Juvenil “Ideas que son banderas”.

De Bruno Rodríguez Parrilla, ministro de Relaciones Exteriores de la Cuba, fueron las palabras finales, un mensaje de lucha a los jóvenes, que por su ímpetu y audacia han protagonizado a lo largo de la historia los cambios trascendentales en favor del progreso, y han de liderar, también, las cruciales batallas de estos tiempos.

Al Comandante Fidel evocó una y otra vez al clausurar este foro, especialmente dedicado al líder de la Revolución cubana, y afirmó que honrarlo, hoy y siempre, significa estudiar su pensamiento emancipador, continuar su acción transformadora y aplicar en los hechos su legado imperecedero, frente a los retos acuciantes que afronta la Humanidad,

Su plena consagración a la lucha anticolonialista y de liberación nacional, su permanente denuncia contra el imperialismo, el capitalismo y el injusto orden económico y social internacional, su prédica constante en favor de la paz, el desarme y el desarrollo, su internacionalismo y su precursora y cardinal alerta sobre las causas y efectos del cambio climático, son una invaluable fuente teórica y práctica para las actuales y futuras generaciones, enfatizó.

Rodríguez Parrilla ofreció un retrato de la compleja situación que vive el mundo, agravada por una terrible pandemia, que ha puesto en evidencia las profundas desigualdades al interior de los países y las fallas estructurales del sistema internacional y el desastre de las políticas neoliberales.

Habló, también, de la Cuba solidaria, que envía médicos a decenas de países a salvar vidas en medio de esta crisis sanitaria; la Cuba contra la cual se orquestan todo tipo de infamias y burdas campañas mediáticas y que, a pesar de la repulsa de la comunidad de naciones, continúa siendo víctima de un bloqueo genocida, recrudecido por la actual administración estadounidense hasta extremos demenciales de ensañamiento y crueldad.

El titular del Exterior felicitó a los miles de participantes en el encuentro por ese pronunciamiento consensuado y leído en la sesión final por Diosvany Acosta Abrahantes, primer secretario de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), y lo calificó de sobresaliente aporte, en especial a la construcción de la más amplia unidad en la diversidad y la lucha de las fuerzas democráticas, progresistas y de izquierda a nivel mundial, en tiempos realmente definitorios.

Hoy asistimos a un nuevo reparto imperialista del mundo entre un puñado de plataformas globales dueñas de las redes -más digitales que sociales-, que se apropian de los datos, igual que las empresas transnacionales han expoliado los recursos naturales de nuestros países, afirmó,

En tal sentido aludió a una suerte de dictadura del algoritmo, que moldea las preferencias individuales, manipula la información y los contenidos, atiza conflictos y promueve el odio y la división, y llamó la atención acerca del hecho de que la pandemia ha acelerado el proceso de digitalización mundial, a la vez que denunció que Cuba y sus jóvenes son objeto de permanente agresión en este campo.

Rodríguez Parrilla instó a convertir lo que es usado para desarmar ideológicamente a los pueblos, en instrumento para la movilización, unión y acción emancipadora de los oprimidos, los desposeídos de siempre.

Es preciso librar la batalla simultáneamente, lo mismo en las calles y plazas que en las redes, movilizarnos con similar intensidad y convicción en los dos ámbitos, y nadie como los jóvenes para hacerlo, puesto que son los más activos usuarios en el ecosistema digital y en ese campo nadie tiene nada que enseñarles, enfatizó.

Ese futuro que les pertenece se hace ahora y deben, pues, los jóvenes liderar estas luchas, les corresponde lidiar con estos fenómenos y lograr lo que José Martí llamó el equilibrio del mundo, insistió.

El Canciller se refirió a la frase que identifica a este encuentro: Ideas que son banderas, y a la profunda convicción de Fidel de que son la verdad, las ideas y una justa causa las que hacen invencible a un pueblo, y aseguró que “con esa inconmovible certidumbre de la justeza de nuestra lucha e invariable optimismo, continuaremos adelante, hasta la victoria, siempre”.

En esta sesión final fueron muchos los mensajes de jóvenes de todas las regiones del planeta, que resumieron a Cuba en palabras como solidaridad, esperanza, antimperialismo, dignidad, libertad, socialismo y, claro está, Fidel, de cuyo legado inmortal y presencia inspiradora en los combates de hoy dieron fe, en emotivos saludos al Encuentro, los presidentes Nicolás Maduro, de Venezuela, y Daniel Ortega, de Nicaragua.

Cómo dejar de pensar y vivir el legado del Comandante, si Fidel es vida, se preguntó el líder sandinista, en tanto Maduro recordó al gigante de Cuba y a su hijo-soldado, Hugo Chávez Frías, y luego de celebrar el despertar de los pueblos, habló del antimperialismo, la independencia, la soberanía, la justicia social y un mundo mejor como ideas que son banderas y banderas que son lucha, vida, victoria.

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar