All for Joomla The Word of Web Design

Matanzas también se hizo Isla

0-22-diaz-canel-matanzas.jpg

La Habana, 22 nov (ACN) “Hemos visto una provincia en la que hay unidad, creatividad, espíritu de trabajo y vinculación con la base de cada una de las estructuras de dirección, que crea un ambiente muy favorable para solucionar los complejos momentos que estamos enfrentando”, sentenció el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al concluir en la noche de este viernes la visita gubernamental del Consejo de Ministros que inició casi al amanecer de esta jornada.

Antes de adentrarse en los detalles de su agenda en la Atenas de Cuba y dejar definidas las prioridades que marcan el presente y el futuro de la nación, el Jefe de Estado prefirió “destacar el trabajo cohesionado de la provincia, con el Partido y el Gobierno al frente, de las instituciones de Salud Pública, de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, del Ministerio del Interior y, por supuesto, de la población matancera en el enfrentamiento a la COVID-19”.

Matanzas fue de las provincias que tuvo más presión, dijo, precisamente porque era una de las que más incidencia de extranjeros tenía al inicio de la epidemia. “Sin embargo, fue aprendiendo en medio de la incertidumbre que teníamos en el comienzo de la enfermedad, fue ajustando sus mecanismos y venciendo cada uno de los momentos que se fueron presentando”, valoró.

“Matanzas también se hizo Isla”, resumió tal proeza el Jefe de Estado al compartir con las autoridades locales “una motivación que salió del encuentro con los muchachos en la Universidad”: de los momentos más entrañables del periplo del mandatario.

Contó entonces Díaz-Canel sobre el Instructor de Arte que en medio de la epidemia de la COVID-19 compuso una bella canción. Cantó el joven durante el diálogo con el Presidente que la casa se había convertido en la Isla, en alusión a la unidad que nació de la urgencia y que hizo de cada hogar un país.

“Si lo extrapolamos a lo que han hecho los matanceros, Matanzas también se hizo Isla”, reiteró.

RECUENTO

De esta visita gubernamental, el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, –quien de manera habitual conduce estas reuniones finales– había informado que participaron los seis viceprimeros ministros, 14 titulares de organismos, dos viceministros y cinco presidentes de Organizaciones Superiores de Dirección Empresarial.

La agenda, aclaró el Premier, abarcó los 13 municipios de la provincia, se recorrieron 81 objetivos económicos-sociales y se chequearon los principales programas de Gobierno cubano. En las dos visitas gubernamentales anteriores, señaló, se emitieron 70 indicaciones, de las cuales solo 11 quedan en proceso de solución que son responsabilidad de los ministerios de Cultura, de Industria y de la Agricultura, además del Gobierno provincial.

Díaz-Canel hizo un recuento de su agenda, este viernes, como parte de la tercera visita gubernamental a Matanzas. Mencionó al central azucarero Jesús Rabí, ubicado en el municipio de Calimete y que fue el primer punto del recorrido.

En el central, subrayó el mandatario, por un proyecto conjunto de investigación, de agricultura de precisión, con varias entidades de ciencias que están participando en eso, se ha estado asimilando una nueva tecnología en la producción cañera; “entonces, apuntó, no tiene sentido que bajemos los rendimientos cañeros” ni “la disponibilidad de caña para hacer la zafra”.

Ellos están enfrascados, comentó el Presidente cubano, en la idea de desarrollo de un Polo Productivo para la producción de alimentos, que parece interesante para esa zona, “y vimos una magnífica minindustria allí en el batey, que hace una cantidad de producciones diarias para la población”.

Seguidamente habló de la Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBPC) Gispert, del municipio Colón. Sobre ella valoró: “es casi la UBPC que necesitamos de referencia; (…) donde hay vinculación del hombre al área, donde hay autoconsumo, donde hay una adecuada producción, donde hay una cultura agropecuaria, agrícola tremenda. Allí las plantaciones están bonitas, allí todo está ordenado, limpio. Así es como tenemos que tener las cosas. Y yo creo que incluso con el fomento que ellos tienen de nuevas áreas, allí también se van a seguir elevando los rendimientos, los aportes, y por lo tanto, el salario de los trabajadores de esa cooperativa”.

Sobre este último tema, Díaz-Canel preguntaba en la reunión conclusiva: ¿por qué si tenemos esos referentes no somos capaces de trasladarlo al resto de las unidades? ¿Por qué todas las UBPC, por ejemplo, en la propia Matanzas, no pueden funcionar como esa primera, si tenemos el referente ahí mismo, si esa gente ha demostrado que se puede?

Es algo que en mucho tiene que ver, afirmó el dignatario, “con la gestión de los que dirigen, de los que están ahí. Se ve que es un colectivo unido. Ellos trabajan con un concepto de cooperativa, ellos tienen la vinculación del hombre al área, pero cuando hay un pico de hierba o de alguna situación, todo el mundo se pone en función de esa área. Entonces tienen una concepción de trabajo adecuada”.

En cuanto a la Estación Experimental de Pastos y Forrajes Indio Hatuey –donde también estuvo el mandatario-, dijo que “es una joya de lo que puede ser el aporte de la ciencia en la solución de problemas en el territorio, Ahí hay múltiples desarrollos”.

Mencionó entonces la semilla de papa, como parte de los proyectos de agroecología que son nuestros y que nos darán total soberanía. “Esas son de las cosas, destacó, que tenemos que estimular”.

Asimismo el Jefe de Estado enumeró experiencias del manejo del ganado, desde el desarrollo del pastoreo, con la mezcla de gramíneas y plantas proteicas, las mismas a las que el Comandante en Jefe Fidel dedicó, y así lo recordó Díaz-Canel, los últimos años de vida y de experiencia.

No pasó por alto un producto innovador a base de microorganismos y que tiene varias aplicaciones en la agricultura y otros ámbitos. Habló, igualmente, de trabajo con la biomasa, de uso de residuales para producir biogás, y del hilo de seda (algo con lo cual “podríamos hacer un programa de producir hilos en el país”).

“Hay un grupo de conceptos, desde la agroecología –acotó- (…) el tema agropecuario visto como un concepto de desarrollo sostenible, que puede aportar mucho al desarrollo local y a los programas de desarrollo territoriales y locales”.

Cuando ellos nos expusieron sus experiencias –explicó el Presidente en su recuento- tomaron de referencia una frase de Fidel, según la cual todo el saber acumulado en un lugar como Indio Hatuey debía ser empleado de inmediato para resolver los problemas del país. “Todavía, apuntó el mandatario, no lo hemos hecho en esa dimensión que nos dijo el Comandante en Jefe, y ahí están las soluciones a problemas que tenemos. Entonces vamos a hacerlo, tenemos que hacerlo, tenemos en estos momentos, como parte del desarrollo de la Estrategia económica y social, que hacer esas cosas, y hacerlas a nivel local, que se desarrollen con eso los sistemas productivos locales, para que los municipios nuestros sean más fuertes”.

“Esa es la verdadera autonomía del municipio, que el municipio sea capaz de producir lo que necesita por sí mismo”.

Díaz-Canel hizo referencia además al Laboratorio de Biología molecular, “un centro donde hay un compromiso tremendo de sus trabajadores, una inversión que también se hizo con calidad. El objetivo fundamental de la visita era felicitarlos o reconocerles lo importante que ha sido su labor en el enfrentamiento a la COVID-19”.

Ya después en la sesión de la tarde, rememoró, “que fue una sesión muy emotiva, y con muchas enseñanzas”, tocó la visita al parque científico tecnológico de la Universidad de Matanzas.

Sobre ese centro de altos estudios el mandatario dijo que “la universidad de Matanzas ya es un nicho de innovación del país”, ya es una universidad que se destaca por la vinculación con las empresas, con los territorios, en pos de resolver problemas importantes y complejos del país.

Ya el Parque Tecnológico tiene toda la capacidad jurídica para desplegarse, tiene proyectos con ingresos importantes, destacó el Presidente cubano; e invitó entonces a que el mismo se convierta en un promotor, en un aportador desde las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, aplicadas al desarrollo territorial de la provincia.

Del encuentro con los jóvenes universitarios, subrayó el crecimiento revolucionario, espiritual, ciudadano, que han tenido esos muchachos que han estado en la primera línea de fuego de enfrentamiento a la COVID-19: “Ellos estuvieron ante el llamado que les hizo la rectora, primero trabajando en la Universidad como hospital, zona roja, y después trabajando también como centro de aislamiento; participaron en diversas actividades en las que se les convocó, aportando, sin dudar, con una disposición tremenda”.

Ante tal entrega Díaz-Canel planteó más de una interrogante: ¿por qué los jóvenes han actuado así en un momento como este, por qué se han crecido, qué nos están diciendo con ese crecimiento y con esa participación, qué perspectiva nos abre eso, qué seguridad nos da en la Revolución que nuestros jóvenes actúen de esa manera?.

“Y hay que preguntarse también, cuando no hemos logrado lo mismo, por qué no hemos sido capaces de convocarlos, de darles responsabilidades, de darles espacios para la participación, y para que ellos también decidan”.

Ellos, enfatizó, han estado dando una lección que debe ser aprendida entre todos y que consolida la unidad de la Revolución, y sobre todo la perspectiva sobre la calidad de nuestra juventud.

La universidad ha iniciado el curso escolar con normalidad, con muy buena organización, añadió el Jefe de Estado, quien trajo a colación el trabajo del centro de altos estudios en las redes científicas, así como el abordaje de la formación doctoral dentro del sistema empresarial cubano.

Otros temas atraparon la atención del dignatario en su visita a la Universidad: el Centro de Estudios de Fabricación Avanzada sostenible, que desarrolla tecnologías para el sector industrial y el sector empresarial dentro de la industria; el papel destacado que está teniendo la Universidad en el enfrentamiento a la COVID-19, lo que pueden aportar al desarrollo de la Estrategia económico social y al desarrollo local en la provincia como polo de innovación que ya es.Finalmente la tarde fue la oportunidad, y así lo detalló Díaz-Canel, para apreciar centros que forman parte de proyectos de reanimación de la provincia, como son La Salsa, y el Coppelia.

PRIORIDADES

A los matanceros habló también el Presidente Díaz-Canel de prioridades, esas que definen la cotidianidad de la nación y necesariamente se imbrican en el quehacer de cada rincón del archipiélago cubano.

Como una problemática fundamental definió el enfrentamiento al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el Gobierno de los Estados Unidos.

Nosotros, dijo, vamos a enfrentar mejor el bloqueo, en la misma medida en que seamos más eficientes en todos los frentes, para que el país pueda trabajar más a partir de sus propios esfuerzos, a pesar de las medidas restrictivas de la administración norteamericana.

Por otro lado, destacó la implementación de la Estrategia Económica y Social, que pasa por temas tan variados y complejos como la producción de alimentos; el adecuado redimensionamiento y funcionamiento del sistema empresarial cubano; todo lo que tenemos que hacer para aportar a las exportaciones; el aprovechamiento de las medidas que hemos ido aplicando para el sistema estatal y cómo desde la nuestras producciones vamos resolviendo los problemas y quitando la limitación de abastecimiento que tiene el país en estos momentos.

Dentro de la Estrategia, a la cual tenemos que imprimirle un mayor ritmo, recordó que está también la tarea ordenamiento, sobre la cual ya se han ido haciendo preparaciones.

En lo referido a este vital asunto, insistió a los directivos del territorio en la meticulosidad con que se debe trabajar en la detección de todo el potencial de personas vulnerables que puedan existir dentro de la población cubana una vez que inicie la implementación. Tenemos que observar bien que cuando se aplique la medida no haya nadie desprotegido, enfatizó.

Especial énfasis puso en el tema precio, pues, insistió, hay que evitar que personas oportunistas comiencen a incrementarlos. Es inevitable que como parte de este proceso algunos precios suban, porque se quitan los subsidios, porque hay que hacer las correcciones para la unificación monetaria y cambiaria y van a ser aumentos lógicos, pero que tienen que ser controlables.

Este es un proceso que tenemos que hacer bien, enfatizó, para que realmente ordene nuestra economía y todo el mundo comprenda su responsabilidad con el país. “Es necesario, e imprescindible, y ya no podemos demorar más tiempo para emprenderlo”, subrayó.

Dos grandes desafíos definió en este escenario. El primero de ellos referido a cómo potenciar una base de abastecimiento que impida que la devaluación de la moneda se transmita integralmente a los precios de los productos, y el otro relacionado con la manera en que debe ser el tratamiento a las empresas que vayan a pérdida una vez aplicado el reordenamiento, en las cuales hay que hacer todo un grupo de reestructuraciones desde estos momentos.

Y en medio de las prioridades señaló también el enfrentamiento a la COVID-19 y la manera en que hemos asumido en el país un nuevo modelo de vida. Con satisfacción señaló el hecho de que en la provincia las personas en la calle usan el nasobuco de manera muy consciente y disciplinada.

A pesar de la buena comprensión que se observa entre la población, subrayó, no podemos confiarnos, porque la enfermedad está acechando y la vida nos ha dado ya bastantes experiencias de que cuando alguien se confía, ahí mismo viene el brote, la multiplicación de los casos, riesgos que se incrementan con la llegada de viajeros desde el exterior.

Creemos que en la provincia hay un buen ambiente de trabajo, con una estrategia claramente definida.

Esta visita, aseguró, también nos ha aportado enseñanza y aprendizaje que estimulan y ratifican convicciones. “Todos nosotros, desde el Gobierno central, quedamos altamente motivados y comprometidos con lo que podamos avanzar en este territorio".

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar