All for Joomla The Word of Web Design

Desafíos de la educación en Cuba en la nueva normalidad


La Habana, 22 oct (ACN) Ocho semanas han transcurrido desde el regreso a las aulas y Ena Elsa Velázquez, ministra de Educación, afirmó hoy que se ha cumplido todo lo previsto para completar en tiempo y felizmente el curso escolar 2019-2020 y poder iniciar el próximo año lectivo el dos de noviembre próximo en la mayor parte del territorio nacional.

En el espacio radiotelevisado Mesa Redonda volvió a comparecer la titular del Ministerio de Educación (MINED) para dar cuenta de lo hecho desde el primero de septiembre, desde el punto de vista académico, para asegurar la calidad del proceso docente-educativo, pero también para preservar la salud de educandos, educadores y demás trabajadores en cada centro de enseñanza.

Hay que decirlo: no ha habido ningún caso de trasmisión de la COVID-19 en nuestras instituciones, resultado posible por el estricto control, el cumplimiento riguroso de las medidas higiénico-sanitarias y la contribución de todos, incluida, por supuesto, la familia, señaló.

Entre las lecciones que deja este curso y serán aprovechadas en lo adelante, Velázquez mencionó el diagnóstico realizado por los maestros a cada alumno para conocer sus necesidades específicas luego de tantos meses alejados de la escuela, y ese sistema de evaluaciones a partir, sobre todo, de trabajos integradores que cada educando ha debido presentar y defender.

De lo acontecido en esta última etapa, la titular del MINED destacó, asimismo, la realización de los exámenes de ingreso a la Educación Superior en nueve provincias y el municipio especial de Isla de la Juventud, con una asistencia superior al 98 por ciento y resultados que se espera sean mejores que el pasado curso en la primera convocatoria.

En su intervención, se refirió en particular a las provincias de Ciego de Ávila y La Habana. La primera tuvo que interrumpir las clases apenas dos semanas después de reanudado el curso, por el rebrote de la pandemia, y está por definir la fecha del regreso a las aulas, y en la capital se trabaja intensamente para hacerlo este dos de noviembre.

Serán cinco semanas que en La Habana han de aprovecharse al máximo, para poder cerrar este año académico y comenzar el 2020-2021 el siete de diciembre, con cierto desfase respecto a la mayoría de los territorios, pero eso es algo que, con el concurso de todos, podrá quedar resuelto a la altura de los meses de febrero-marzo venideros, significó.

Presente en la Mesa Redonda, Yoania Falcón, directora provincial de Educación en La Habana, habló del intenso trabajo preparatorio, las acciones constructivas integrales, las labores de mantenimiento y cuanto se hace para crear las condiciones que garanticen el cumplimiento riguroso de los protocolos de bioseguridad en las mil 209 instituciones educacionales con que cuenta la capital.

Redes hidráulicas e instalaciones hidro-sanitarias constituyen prioridad y se trabaja en la adaptación de locales y para convertir todos los espacios posibles en aulas y de este modo asegurar el necesario distanciamiento físico, explicó, y a lo anterior sumó la preparación de los docentes para asumir el desafío de este cierre atípico de un curso escolar, con no pocos ajustes y adaptaciones, que exigen talento, creatividad, abnegación, voluntad y esmero.

Todo eso existe, como también un gran entusiasmo en nuestros educadores, incluidos los cerca de tres mil que residen en otras provincias y en la capital laboran y que ya están regresando, con la experiencia de estas semanas de trabajo en escuelas cercanas a sus hogares, a las cuales se vincularon, significó.

Falcón consideró vital en los preparativos para la reanudación del curso escolar 2019-2020 en La Habana las reuniones de padres previstas para la próxima semana, oportunidad para que la familia conozca sobre la organización del proceso docente-educativo en cada escuela y pueda disipar cualquier duda o preocupación.

Tanto la Ministra como la directora de Educación en La Habana recalcaron que si se trabaja bien, si cada quien hace la parte que le toca y dentro y fuera de la escuela, en todos los escenarios donde transcurre la vida, se cumple al pie de la letra lo orientado, nada hay que temer.

Miles de instituciones educacionales abiertas desde el primero de septiembre, los propios círculos infantiles y seminternados que han brindado servicios en la capital, lo demuestran. La Habana puede y será capaz de lograrlo, con disciplina, responsabilidad, exigencia, con el concurso de todos y bien unidas como siempre escuela y familia, añadió Ena Elsa Velázquez.

Ya en el final del programa, la Ministra descartó la posibilidad de que en la educación general, como en la superior, el año académico coincida con el año fiscal o natural, entre otras razones, porque en esas edades unas vacaciones de verano en pleno curso escolar no serían favorables y no se dispondría del tiempo suficiente, por ejemplo, para la preparación de los docentes y el propio año lectivo ni para la venta de los uniformes.

 

Escribir un comentario

No se admiten ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
Nos reservamos el derecho de no publicar los comentario que incumplan con las normas de este sitio


Código de seguridad
Refescar